obligación convertible contingente, mejor que contingent convertible bond

Foto: ©Archivo Efe/Steffen Schmidt

La expresión obligación/bono convertible contigente es una alternativa contingent convertible bond.

En las informaciones económicas pueden encontrarse frases como «El Gobierno suizo precisa que un 9 % de dichas reservas serían contingent convertible bonds», «Credit Suisse dio el pistoletazo de salida este año con una emisión de contingent convertible bonds» o «Los contingent convertible bonds también podrían colocarlos otras instituciones crediticias alemanas».

De acuerdo con el «Glosario de términos y expresiones sobre la crisis económica», incluido en el boletín puntoycoma y elaborado por los traductores españoles de las instituciones de la Unión Europea, la expresión contingent convertible bond puede traducirse como obligación convertible contingente.

Por su parte, el Diccionario de términos económicos, financieros y comerciales, de Enrique Alcaraz y Brian Hughes, indican que convertible bonds son bonos convertibles.

Se trata de bonos híbridos entre deuda y capital, por los que se paga un interés al inversor y que pueden convertirse en acciones, incluso en contra de la voluntad del titular, si los recursos propios de la entidad emisora descienden y esta necesita recapitalizarse.

Por otro lado, cabe señalar que en los medios especializados en español se ha extendido la denominación popular alternativa coco, que se ha creado a partir de las dos primeras letras de las palabras contingent convertible y que también puede considerarse válida con las dos ces en minúscula, y no Coco ni CoCo, y sin necesidad de comillas en los medios especializados.

Así pues, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El Gobierno suizo precisa que un 9 % de dichas reservas serían obligaciones convertibles contingentes», «Credit Suisse dio el pistoletazo de salida este año con una emisión de bonos convertibles contingentes» y «Los cocos también podrían colocarlos otras instituciones crediticias alemanas».

Ver también deuda restructurable, mejor que deuda bail-in.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: