No todos los remates de primeras son de primera  (CRÓNICA)

Foto: ©Archivo Efe/Víctor Lerena

Los partidos de la selección española contra Bielorrusia y Georgia han forzado un parón en la Liga BBVA. Tras un fin de semana en el que solo se han disputado partidos de la división de plata, el próximo sábado regresa a los estadios el mejor fútbol, el de la máxima categoría, fútbol con mayúsculas, fútbol… ¿de primera de primeras?

La intuición hará acertar a quienes respondan de primera, pues se dice así de aquello que es excelente en calidad, ya se trate de fútbol, actores o conciertos, lo mismo da, con tal de que lo designado se considere ‘sobresaliente en su línea’, de acuerdo con la definición del Diccionario académico.

En las informaciones deportivas, sin embargo, no es extraño encontrar esta locución en frases que no encajan con tal significado: «Apenas un escarceo por la banda derecha que acabó con un mal remate de primera», «Le cuesta horrores jugar en profundidad, abrir el balón a la banda o tocar de primera» o «Además de robar muchos balones y tocar de primera en casi todas las ocasiones…».

Por centrarnos en el primero de los ejemplos, lo que se pretendía comunicar no es que el escarceo acabara con un mal remate excelente, lo cual encierra contradicción, sino que el jugador golpeó la pelota, quizá con el tobillo, según le venía, sin entretenerse en controlarla primero.

En efecto, la Nueva gramática de la lengua española indica que la locución de primeras se usa con el sentido de ‘en primera instancia, en un primer momento’ o, lo que es lo mismo, siguiendo ahora la definición que el Diccionario académico ofrece de en primera instancia‘al primer ímpetu, de un golpe’, sin preparar el disparo, el centro, el remate o, en el caso de un portero, la parada, la cual, de no producirse en una única acción, se afirma que es en dos tiempos.

Según esto, en los ejemplos anteriores parecería más lógico haber escrito «Apenas un escarceo por la banda derecha que acabó con un mal remate de primeras», «Le cuesta horrores jugar en profundidad, abrir el balón a la banda o tocar de primeras» y «Además de robar muchos balones y tocar de primeras en casi todas las ocasiones…».

Cuestión distinta es si un disparo de primeras termina en churro antológico o si el jugador consigue un golazo de volea por toda la escuadra, en cuyo caso podrá presumir de haber marcado un gol de primeras y de primera.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: