motu proprio, no (de) motu propio

Foto: ©Archivo Efe/Osservatorio Romano

Motu proprio es la expresión latina correcta, no (de) motu propio.

Motu proprio —con una r tras la segunda p— es la fórmula latina recomendable para referirse tanto a la locución adverbial que significa ‘voluntariamente o por propia iniciativa’, como al sustantivo con el que se alude a la ‘bula pontificia o cédula real expedida motu proprio’.

Sin embargo, en la prensa se encuentran ejemplos del uso como sustantivo con otra grafía: «El papa Francisco decidió emitir dos “motu propio” con los cuales modificará y agilizará los procesos de nulidad de los matrimonios católicos».

Cuando se utiliza como locución, es frecuente encontrar ejemplos en los que además se emplea la preposición de, como en «La comisaria provincial abandona el cargo de motu propio», cuyo uso la Academia considera inapropiado.

Por lo tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El papa Francisco decidió emitir dos motu proprio con los cuales modificará y agilizará los procesos de nulidad de los matrimonios católicos» y «La comisaria provincial abandona el cargo motu proprio».

Se recuerda, además, que la Ortografía académica apunta que lo más adecuado es emplear cursiva (o comillas si no se dispone de este tipo de letra) para las locuciones latinas.

Ver también locuciones latinas, escritura correcta.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: