top manta es el negocio, mantero la persona

Foto: ©Archivo Efe/Pepa Díaz

Top manta, en España, es el negocio o el puesto ambulante en el que se venden copias ilegales de discos, películas, camisetas deportivas y muchos otros productos a precios mucho más baratos que los del artículo original, mientras que mantero, también en este país, es quien se dedica a este negocio.

En los medios de comunicación se utiliza en ocasiones top manta para referirse a la persona que vende tales copias y falsificaciones: «Graves disturbios en Salou por la muerte de un ‘top manta’ cuando huía de la policía», «Los ‘top manta’ interrumpen el servicio de Cercanías hasta las nueve de la noche» o «El Ayuntamiento de Barcelona buscará una “salida laboral” para los ‘top manta’».

El diccionario Clave define top manta como ‘puesto ambulante en el que se venden copias ilegales de discos compactos, generalmente de música y a precios mucho más baratos que los del disco original’, si bien el catálogo de artículos en venta se ha ido ampliando y el término sirve hoy para denominar tanto al puesto ambulante como al negocio en conjunto de esta clase de economía sumergida.

Por otra parte, aunque el Diccionario académico define mantero como ‘fabricante o vendedor de mantas’, el significado de este sustantivo, por metonimia, ha pasado a designar también en España a la persona que vende productos ilegales en tales mantas, según recoge ya el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, aunque dicha consideración de ilegalidad no se aplique en otros países.

Respecto a la grafía de top manta, lo apropiado es la escritura en dos palabras, mejor que topmanta, pues la pronunciación mayoritaria mantiene el acento individual de ambas voces: /tóp mánta/, y no /topmánta/. De forma coloquial, en cambio, sí es posible alternar mantero con topmantero, en una sola palabra, debido a que en este caso top pierde su tonicidad y el conjunto entero se pronuncia con un único acento: /topmantéro/, y no /tóp mantéro/.

Dada la extensión de ambos términos, no hay razón para escribirlos entre comillas ni con cursiva, salvo que dichos vocablos aparezcan en medios no españoles. Si en otros países generaran extrañeza, sí se podría recurrir al resalte.

Teniendo en cuenta lo anterior, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir «Graves disturbios en Salou por la muerte de un mantero cuando huía de la policía», «Los manteros de Salou interrumpen el servicio de Cercanías hasta las nueve de la noche» y «El Ayuntamiento de Barcelona buscará una “salida laboral” para los topmanteros».

Por último, el femenino de mantero es mantera, y top manta es invariable en número, los top manta.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: