Liderato liderazgo no siempre van de la mano (CRÓNICA)

Foto: ©Agencia Efe/Alberto Estévez

Aunque Barcelona y Atlético siguen igualados a puntos en lo más alto de la clasificación, si la Liga BBVA se jugara a una sola vuelta, sería el equipo culé, en virtud del golaveraje, el único que en definitiva y en la práctica ocuparía el liderato, como de hecho sugiere su título simbólico de campeón de invierno.

En este sentido, llama la atención que en los medios informativos, especialmente en América, se emplea en ocasiones liderazgo como sinónimo de liderato: «Atlético Madrid y Barcelona empataron 0 a 0 y ambos siguen compartiendo el liderazgo de la Liga» o «El Barcelona se juega el liderazgo ante el Atlético Madrid».

A decir verdad, incluso el Diccionario académico considera que liderato y liderazgo son términos sinónimos (en concreto, da preferencia al segundo de ellos en todas las acepciones), de modo que todo cuanto aquí se exponga no pasará de la mera recomendación. Pero ¿realmente expresan el mismo significado y resultan siempre intercambiables?

Si así fuera, ¿qué interpretaría el lector que se topase con una frase como «Xabi Alonso cree en el liderazgo nato»?, ¿podría afirmarse, sin alterar el sentido, que «Xabi Alonso cree en el liderato nato», como quien asegura que uno nace con un pan y un primer puesto en la vida debajo del brazo? ¿Y qué decir de un titular como «El liderazgo de Xavi y Puyol»?, ¿podría sustituirse por «El liderato de Xavi y Puyol», como si el resto de sus compañeros ocuparan un puesto inferior en la clasificación?

De acuerdo con la Nueva gramática de la lengua española, tanto el sufijo -ato como -azgo «designan estado, situación o condición y, especialmente, el oficio, el estatus o la dignidad que corresponde a alguien», como puede apreciarse en los pares priorato/priorazgo trecenato/trecenazgo.

Pero la misma obra matiza que «estos dobletes a veces afectan al significado» y, en particular, que «se usa más liderato que liderazgo para designar el puesto de líder, pero la preferencia es la contraria si se desea aludir a cierta superiodad».

En realidad, y sin dejar de recordar que el Diccionario académico los considera sinónimos, todo apunta a que liderato es un sustantivo derivado de la segunda acepción de líder (‘persona o equipo que va a la cabeza de una competición deportiva’), mientras que liderazgo derivará de la primera acepción (‘persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora’).

Por poner un último ejemplo, nadie discutiría el liderazgo de Simeone aunque los colchoneros terminasen segundos la competición, mientras que el liderazgo de Martino, pese al liderato provisional, y probablemente por comparación aún con Guardiola, se pone en entredicho cada dos por tres.

 

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: