en las inmediaciones de, siempre seguido de un lugar

Foto: ©Archivo Efe/Felipe Trueba

La expresión en las inmediaciones de necesita que el complemento que sigue se refiera a un lugar: «en las inmediaciones del lugar del suceso», mejor que «en las inmediaciones del suceso».

Sin embargo, giros como este son muy frecuentes en la prensa: «El presunto asaltante fue detenido en las inmediaciones del suceso», «El denso humo y el despliegue policial congregaron a numerosos curiosos en las inmediaciones del suceso» o «Caos en las inmediaciones de la tragedia, al menos 35 muertos y medio centenar de heridos…».

Según recoge el Diccionario académico, inmediaciones es, en plural, la ‘proximidad en torno a un lugar’, por lo que no resulta apropiado combinar este término con palabras como suceso, atentado, tragedia, etc., que se refieren a hechos y no a lugares. Un suceso no tiene, per se, inmediaciones o cercanías; en rigor, es el lugar en el que se produce el suceso el que las tiene.

De este modo, en los ejemplos anteriores se podría haber optado por «El presunto asaltante fue detenido en las inmediaciones del lugar del suceso», «El denso humo y el despliegue policial congregaron a numerosos curiosos en las inmediaciones del inmueble» y «Caos en la zona de la tragedia, al menos 35 muertos y medio centenar de heridos…».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: