broncomanía, en minúscula

Foto: ©Agencia Efe/STR

El sustantivo broncomanía, con el que se alude a la ‘afición apasionada por el Bronco’, se escribe con minúscula inicial y sin comillas.

Con motivo de la victoria del candidato independiente Jaime Rodríguez, el Bronco, en el estado mexicano de Nuevo León, en los medios informativos pueden leerse frases como «Se desata la Broncomanía», «La Broncomanía podría terminar en bronconeumonía» o «No puede uno negar el fenómeno de la Broncomanía».

Tal como se observa en la Ortografía de la lengua española, los sustantivos y adjetivos derivados de los nombres propios se escriben en minúscula: flaubertiano, gaullista, shakespeariano… De igual modo, la incorporación del elemento compositivo -manía al apodo el Bronco da lugar a broncomanía, en minúscula, y no a Broncomanía.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Se desata la broncomanía», «La broncomanía podría terminar en bronconeumonía» y «No puede uno negar el fenómeno de la broncomanía».

Este criterio es aplicable, lógicamente, a cualquier derivado similar, por lo que lo apropiado es escribir beatlesmanía, violettamanía, torresmanía, cristianomanía, jamesmanía, messimanía, keylormanía, etc., en todos los casos con inicial minúscula.

Por otra parte, no es necesario destacar esta clase de palabras entre comillas, puesto que se trata de términos formados conforme a las normas habituales de derivación y el lector que los encuentra está familiarizado con ellos y reconoce su significado sin precisión de resalte alguno.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: