asalto, hurto, robo: usos y diferencias

Foto: ©Archivo Efe/Julián Martín

Asalto, hurto y robo poseen distintos matices en sus significados.

En los medios de comunicación es muy frecuente que estos tres términos se utilicen de manera indistinta cuando en realidad a veces no es apropiado equipararlos: «El hurto se produjo de forma violenta», «Los ladrones robaron de repente la joyería y huyeron» o «Afortunadamente el robo se desarrolló de manera pacífica».

Según el Diccionario de la lengua española, el hurto es ‘delito consistente en tomar con ánimo de lucro cosas muebles ajenas contra la voluntad de su dueño, sin que concurran las circunstancias que caracterizan el delito de robo’. No es recomendable pues confundirlo con robo, que se define como ‘delito que se comete apoderándose con ánimo de lucro de una cosa mueble ajena, empleándose violencia o intimidación sobre las personas, o fuerza en las cosas’, ni con asalto, que es ‘acometer repentinamente y por sorpresa’.

Por lo tanto, en los ejemplos anteriores hubiese sido recomendable haber escrito «El robo se produjo de forma violenta», «Los ladrones asaltaron de repente la joyería y huyeron» y «Afortunadamente el hurto se desarrolló de manera pacífica».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: