antípoda, masculino y femenino

Foto: ©Archivo Efe/Marta Pérez

Antípoda es un adjetivo de una sola terminación, usado también como sustantivo masculino y femenino: el antípoda, la antípoda.  

Antípoda se refiere a un ‘habitante de la tierra que reside en un punto opuesto respecto a otro’ o, en sentido figurado, a una ‘persona o cosa totalmente contraria a otra’. Cuando se utiliza como sustantivo, referido a persona, puede ser masculino o femenino, en función del sexo de aquel al que hace referencia: «Eran los años en los que se solía representar a los antípodas cabeza abajo» y «En muchos aspectos parecía la antípoda de Lisbeth».

Cuando se aplica a un ‘lugar situado en un punto diametralmente opuesto al de referencia’, plantea más dudas: «El LHD Camberra se prepara para emprender un viaje a las antípodas» o «El euro, visto desde los antípodas». Según el Diccionario panhispánico de dudas, ambos ejemplos serían igualmente adecuados, ya que puede optarse indistintamente por el masculino o el femenino plural, aunque el uso de este último es mayoritario. Pese a que es raro, también es aceptable el singular.

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: