alto rendimiento, mejor que high yield

Foto: ©Archivo Efe/Katia Christodoulou

Alto rendimiento es una alternativa adecuada en español high yield, anglicismo empleado para referirse a los bonos con una calificación crediticia intermedia, de alto riesgo, predominantemente dentro de la categoría BB.

En las noticias económicas se encuentran a menudo frases como «Los mercados de deuda high yield ofrecen potencial de mayores rentabilidades, pero también un riesgo elevado», «Los bonos high yield son los encargados de saciar el apetito de rentabilidad de los inversores» o «High yield europeo: evolución del mercado, tendencias de inversión y rumbo de la tasa de impago».

El Diccionario de términos económicos, financieros y comerciales, de Enrique Alcaraz Varó y Brian Hughes, traduce high yield bond como bono de alto rendimiento. Dado que el elevado rendimiento va asociado al mayor riesgo, también sería posible hablar de bonos de alto riesgo, aunque esta no sea una traducción literal.

No en vano, el Diccionario del inversor, de la revista Inversión, tacha estos activos de bonos basura (junk bonds), si bien esta denominación la reservan otros especialistas para los bonos de peor calidad crediticia, esto es, aquellos que no solo incluyen la categoría BB, sino que incorporan también todas las inferiores, hasta la D.

Conforme a todo lo anterior, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Los mercados de deuda de alto rendimiento ofrecen potencial de mayores rentabilidades, pero también un riesgo elevado», «Los bonos de alto riesgo son los encargados de saciar el apetito de rentabilidad de los inversores» y «Alto rendimiento europeo: evolución del mercado, tendencias de inversión y rumbo de la tasa de impago».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: