alegaciones no son acusaciones

Foto: ©Archivo Efe/David Furst

Una alegación no es lo mismo que una acusación.

 No es raro encontrar en las noticias de diferentes medios de comunicación frases como las siguientes: «Del Riego calificó las alegaciones en su contra como una “gran calumnia”», «Lugo no tuvo siquiera la oportunidad de enfrentar las alegaciones en su contra».

Sin embargo, el término alegaciones proviene del verbo alegar, que, tal y como señala el Diccionario académico, significa ‘citar, traer uno a favor de su propósito, como prueba, disculpa o defensa, algún hecho, dicho, ejemplo, etc.’, y se refiere a lo que uno dice cuando se le acusa de algo y decide demostrar su inocencia. La confusión de alegaciones con acusaciones se debe a una influencia del término inglés allegation, que en español debe traducirse por aseveración, aserto o acusación.

En los ejemplos anteriores, por tanto, lo adecuado hubiera sido escribir «acusaciones».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: