Noticias del español

|

| MTI Jorge Mújica Murias
alianzatex.com
Lunes, 6 de noviembre del 2006

WE, THE SPICS

«Spic» también se puede deletrear «spig» o «spik». Y nos tendría sin cuidado, si no fuera porque es un insulto racista en los países de habla inglesa, como Inglaterra. Es una palabra usada para referirse, despectivamente, por supuesto, a una persona provenientede España o descendiente de españoles.


Acá en Estados Unidos, tiene un significado más amplio, y se aplica a cualquier persona que tenga alguna relación no solamente con España, sino con el español. Ahí caemos como 40 millones de residentes de esta tierra, especialmente los provenientes de América Latina, incluidos los puertorriqueños, y ya nomás por no dejar,algunos filipinos y marroquíes que guardando fielmente algunas de sus tradiciones de haber sido colonia española, también hablan este idioma.

No es una palabra nueva. Según dice la enciclopedia, en 1916 la usó un tal Earnest Peixotto en un libro de nombre Nuestro Suroeste Hispano, tres años después apareció en el Ladies Home Journal, en un artículo sobre cómo los valientes marines estaban silenciando a los bandidos Spic en la República Dominicana. La usaron también en sus libros algunos de los más famosos autores estadounidenses, entre ellos William Faulkner y Ernst Heminway.

En una época parece haber sido usada contra los italianos, y se supone que su origen pudiera ser derivado de la frase «no spik inglés» (No hablo inglés). Por allá por los años 1930 y 1940 se usaba contra cualquier inmigrante que dijera «I no spic english». En Australia, el «otro» país del mundo que habla puro inglés, «spic» se utiliza para describir a una persona socialmente inepta, como los «nerds» o los «geeks».

Y será tal vez verdad la frase de que no hay mal que dure cien años, porque apenas a 90 de aquél primer registro de la palabra «spic», los Spics nos estamos tomando la revancha.

Medalla de cobre

Y todo esto viene a colación porque el idioma español, dice el catedrático Manuel Ángel Vázquez Medel, participante de la Primera Acta Internacional de la Lengua Española, congreso en el que participan 70 expertos del tema, va rumbo a convertirse en el tercer idioma del planeta.

No será la de oro ni la de plata, pero va a superar incluso al inglés dentro de unas décadas, alrededor del año 2050.

Será la lengua materna más usada, solamente superada por el chino mandarín y el hindi.

Y el 2050, según las cifras del Censo estadounidense, a menos que rompamos las estadísticas y le demos más duro a la conejada, será el año en que los hasta hoy llamados «blancos yanglosajones» dejarán de ser la mayoría en este país y serán solamente la primera minoría. Es decir, serán menos del 50 % de la población.

Este Congreso del Español, que se lleva a cabo en España, señala también con claridad que ese país, donde nació el idioma apartir de una mezcolanza de lenguas que va desde el latín hasta el árabe no es, por cierto, la nación en la que hay más hispanoparlantes. El dudoso honor le corresponde a México, con sus más de cien millones de habitantes, y a España apenas el tercero.

Nomás para que se le revuelva la tripa a los proponentes del English Only, el segundo país con más hispanoparlantes es ni más ni menos que Estados Unidos. Depende de la fuente que se consulte, en Estados Unidos puede haber entre 40 y 60 millones de personas cuya lengua materna es el español. Y para rematarla, apunta Vázquez que el español es el preferido en Estados Unidos como segundo idioma, y que un 93 % de los alumnos de secundaria y el 61 % de los universitarios lo eligen como segunda lengua, en vez del alemán o el francés.

Añade Vázquez que también en Canadá se habla cada vez más español, lo que convierte a este idioma en el único en el mundo que se habla en un continente completo, en Norte, Centro y Sud América, porque asegura que en Brasil ya hay un millón de hispanoparlantes y otros 11 millones de estudiantes de español, gracias a un programa que llegará a tener 210 mil profesores de la lengua, que se sumarán a los 45 mil que se están preparando actualmente. En cambio, los idiomas campeones, chino mandarín e hindi, están prácticamente limitados a sus propios países de origen. En total, calcula Vázquez Medel, hay ya entre 400 y 428 millones de personas en el mundo que hablan español.

El inglés, claro, no va a desaparecer. Seguirá cumpliendo su función como medio de comunicación. No hay problema. Respetaremos que los blancos anglos que queden sigan usando su lengua. Nomás vamos a cambiar la Constitución y la vamos a empezar con "We The Spics".

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: