Noticias del español

| Agencia EFE

Villanueva: «WhatsApp no destruirá el idioma, tampoco lo hizo el telegrama»

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha declarado hoy en Avilés que la comunicación digital, como la de los wasaps y los SMS, no destruirá el idioma, pese a las licencias que se permiten los usuarios, como tampoco lo hizo el telegrama en el siglo XIX.

«Los wasaps y los SMS, la comunicación a través de las redes digitales, permiten determinadas licencias que se contravienen, a veces, con los principios de la gramática o incluso de la ortografía, pero eso siempre ha existido», ha declarado el académico en alusión a la llegada del telegrama, que también se escribía de una manera especial, sin artículos, ni adjetivos, con infinitivos, y en los que se prescindía de muchos nexos.

«El telegrama buscaba la rapidez y la inmediatez y, sin embargo, eso no destruyó para nada la coherencia del idioma, y algo parecido está ocurriendo ahora con estos nuevos cauces de comunicación y debemos tener la suficiente serenidad como para pensar que esto no va a destrozar el idioma», ha indicado Villanueva en una entrevista concedida a Efe.

La educación obligatoria y universal tiene entre sus principales objetivos que el ciudadano aprenda sus idiomas maternos y eso garantizará que los jóvenes que se permiten esas licencias en los mensajes digitales sepan luego escribir correctamente en otros formatos tradicionales, ha reflexionado.

Villanueva ha indicado que la principal preocupación de la Academia es el cumplimiento de los fines para los que se creo hace 303 años, que es contribuir con los grandes códigos de la lengua a un mejor uso del idioma español y a su dignidad frente a la presión de otros idiomas, al principio por parte del francés y ahora del inglés.

En el terreno «más doméstico», también preocupa mucho la sostenibilidad económica de la RAE que tiene varios frentes abiertos, empezando por los recortes presupuestarios de los últimos años.

La Academia está soportando tres crisis económicas, la de la merma en la aportación de Estado (que redujo en un 60 por ciento su contribución, que suponía casi la mitad de los ingresos), la devenida por la caída de las ventas de las publicaciones y el descenso en los rendimientos financieros de la Fundación pro-RAE creada hace unos treinta años, ha expuesto.

En su opinión, la recesión en el mundo editorial ha llegado para quedarse y, de hecho, la Academia ha dejado de editar en 2014 el diccionario en papel, que pasará a ser digital, en sucesivas ediciones, de las que, de todos modos, se seguirán publicando libros.

«Nosotros vamos a seguir haciendo diccionarios libro, pero fundamentalmente el diccionario, a partir de ahora, será una creación digital que ya estamos elaborando, de la cual haremos ediciones», ha indicado Villanueva, que ha precisado que hasta ahora «ocurría exactamente lo contrario».

El diccionario en línea que ofrece la RAE de manera gratuita en la red tuvo un pico, solo en el mes de mayo, de 73 300 000 consultas, y se pretende potenciar esa plataforma.

«Yo no hablaría tanto del final de papel, sino de la pérdida de su hegemonía; tenía en cierto modo el monopolio de la difusión del conocimiento y ese monopolio se está perdiendo por la presión de nuevos soportes, fundamentalmente los electrónicos», ha explicado el director de la RAE.

Sobre el futuro de la lengua española, se ha mostrado muy optimista y convencido de que su actual expansión, con casi 500 millones de hispanohablantes, no cesará en los próximos años.

Es la segunda lengua por el número de nativos en el mundo, también por el número de estudiantes extranjeros que se interesan por aprenderla, es la tercera lengua en Internet y está a punto de convertirse en la segunda en la comunicación económica.

Estados Unidos es paradigma de esa expansión, donde la comunidad hispana se está convirtiendo demográficamente en la más importante y en la que está adquiriendo un mayor peso político, cultural y económico.

«El español ha perdido el estigma de la lengua de los emigrantes y la marca de inferioridad que tenía, y la prueba está en lo que ocurre en las campañas electorales donde se está viendo el prestigio que ya empieza dar el hablar español», ha subrayado.

El caso contrario es el de candidato republicano a la Presidencia de EE. UU., Donald Trump, que llegó a atacar a su contrincante Jeb Bush por hablar en español, «en unas declaraciones francamente incomprensibles en un político que quiere recabar los votos mayoritarios de su electorado», ha dicho.

Darío Villanueva ha protagonizado esta tarde una charla en el Centro Niemeyer de Avilés en la que ha hablado sobre la Real Academia Española y la lengua en general, de cuestiones relacionadas con la literatura y de la enseñanza universitaria, que ejerce.

De madre gallega y padre asturiano, la profesión de este, que fue juez, le llevó a vivir los primeros años de su infancia en Luarca, «una villa mágica» a la que siempre procura volver, porque «hay pocos lugares más hermosos para abrir los ojos al mundo».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: