Noticias del español

| Agencia EFE

Villanueva: la educación es clave para no erradicar el buen uso del lenguaje

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha asegurado hoy que «la Educación es la clave para que las nuevas prácticas discursivas -propias de los nuevos sistemas de comunicación- no erradiquen el buen uso del lenguaje».

En declaraciones a los periodistas en Huelva, donde ha sido nombrado doctor honoris causa por la Onubense, Villanueva ha señalado que «uno de los pilares de toda formación humana es precisamente la adquisición y el dominio del idioma o idiomas más próximos a cada una de las personas, y ahí tenemos que esforzarnos todos para mantener ese uso; y eso es algo que debe proporcionar el sistema educativo».

Ha apuntado que el asunto de las redes sociales y sistemas de comunicación como WhatsApp «no es preocupante en modo alguno» y ha recordado que en el siglo XIX «el gran avance tecnológico en la comunicación fue el telégrafo, y los telegramas se escribían con determinadas licencias que no se admitían en una comunicación normal».

Por ejemplo, ha apuntado, en los telegramas, como se pagaba por palabras «no se ponían nexos, preposiciones, los verbos iban en infinitivos… eso mismo es lo que está ocurriendo hoy con los whastapps y los sms, que cada vez se usan menos, y también en la comunicación en las redes sociales».

«Lo grave sería si estas prácticas y licencias propias de los nuevos sistemas de comunicación se extendieran a la comunicación común y ordinaria, pero, hasta ahora no me he encontrado a nadie que, por ejemplo, a la hora de solicitar un empleo escriba un currículum con todas esas incorrecciones o licencias», ha señalado.

Villanueva es un convencido de que la RAE debe «adaptarse a los nuevos tiempos» y ha destacado que la institución ofrece en su web un diccionario en línea que en octubre tuvo 78 880 000 consultas procedentes de todo el mundo.

Por último, ha asegurado no tener dudas de que «es la población la que hace la lengua, es incontestable, los auténticos dueños del idioma somos los hablantes, las academias vamos siempre por detrás de lo que realmente se habla, somos notarios de lo que realmente existe en la expresión lingüística».

«Nunca la Academia ha tenido otra pretensión que esa la de ser reflejo fiel de lo que la lengua es en la realidad», ha concluido. EFE

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: