Noticias del español

| | | | |

|

Fernando Ávila

www.eltiempo.com

Martes, 21 de febrero del 2012

VIGILIA, CLÉRIGO Y OTRAS PALABRAS A PROPÓSITO DEL MIÉRCOLES DE CENIZA


«Hoy es vigilia», dicen los avisos. Para alguien de mi generación es inevitable preguntarse por qué tanta preocupación para que se esté vigilante o en vela (en vigilia), absteniéndose de comer carne y otros alimentos pesados que podrían llevarnos al sueño y, por ese camino, a la perdición. ¿Desde cuándo les interesa a las grandes superficies la salvación de nuestra alma?


Pues no les interesa. Lo que pasa es que la palabra vigilia, que originalmente se refiere a ese ejercicio ascético, pasó en el mundo comercial de hoy a significar 'día de pescado'. Por eso, el letrero no invita a ningún sacrificio a Dios, sino a comprar tilapia, salmón y merluza, y disfrutar de un delicioso banquete con los frutos del mar.

 

En el lenguaje religioso, vigilia es sinónimo de abstinencia, un mandamiento que obligaba a privarse del consumo de carne y su caldo y que, en días como hoy, Miércoles de Ceniza, se sumaba al ayuno, que podía ir desde disminuir un poco el consumo habitual hasta no comer nada.

 

Precisamente como reacción a estos cuarenta días de moderación surgió el carnaval 'fiesta de la carne', que venía a ser un desquite anticipado del sacrificio que seguía hasta la Pascua florida, cuando volvían las campanas, la alegría y la posibilidad de comer de nuevo como Dios manda. 

 

Religioso 

 

Religioso no siempre es sacerdote. Esa sinonimia solo existe cuando el sacerdote pertenece a una comunidad religiosa, jesuita, franciscano, eudista… Sin embargo, hay muchos religiosos que no son sacerdotes, como los hermanos de La Salle, y muchos sacerdotes que no son religiosos, sino diocesanos, como sucede con la mayoría de los clérigos.

 

La palabra sacerdote puede alternarse con las palabras cura, presbítero, pastor, eclesiástico o clérigo. También, con la palabra padre, que es antenombre y debe ir seguida del nombre de pila, padre Chucho, padre Alirio López.

 

'Clergyman'

 

El vestido de los sacerdotes que reemplazó la sotana se llama en inglés  clergyman . Consta de pantalón y chaqueta de paño negro o gris oscuro y alzacuellos blanco. Algunos diccionarios traducen  clergyman  por alzacuellos, con el inconveniente de que esta es solo una parte del atuendo. Otros proponen la forma española clériman.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: