Noticias del español

| | | | | |

| Redacción
Informativos.net
Domingo, 20 de julio del 2008

V CONGRESO DE LA LENGUA EN CHILE: VERDADERA FIESTA CULTURAL

Desde 1992, García de la Concha ocupa la silla inscrita con la letra «c» en la Real Academia Española de la lengua. Y desde hace 10 años es director de la misma. Antes de todo esto se graduó de filólogo, fue profesor, dirigió una revista (Ínsula) y hasta incursionó en la actuación, encarnando el papel del arzobispo que bendice a Santa Teresa en la serie televisiva del mismo nombre, donde además colaboró en la escritura del guión.


De esta última ocupación conserva —ahora que es un hombre que sobrepasa los setenta años— los ademanes expresivos y el acento dramático que pone para subrayar ciertas palabras, pero en su amplio despacho alfombrado de rojo, lleno de cortinas y cuadros con retratos, cuesta imaginárselo sin corbata y frente a las cámaras.

Parece serio, sin un minuto que perder, y al intentar responder por qué Chile es el país elegido para oficiar de anfitrión en el siguiente congreso, se sobresalta un poco, titubea y estima conveniente hacer memoria. «La idea original surgió del entonces presidente de México, Ernesto Zedillo, quien en 1992 propuso, durante un foro en Sevilla, organizar encuentros periódicos donde se debata y reflexione en torno a la lengua. De esta manera, el primer congreso se realizó en México, en 1997.

En aquella oportunidad se desató una gran polémica por las declaraciones que Gabriel García Márquez hizo con relación a la necesidad de hacer reformas ortográficas». «Luego se celebró en Valladolid, y fue multitudinario. Ahí se amplió aún más el arco de los intereses que estos encuentros generan; de modo que cuando llegó el turno de realizar el tercer congreso en Rosario (Argentina), la participación trascendió el ámbito académico y universitario para llegar también al pueblo, que asumió esta instancia como una verdadera fiesta», recalca. Y continúa: «Así llegamos al encuentro del año pasado en Cartagena de Indias (Colombia), donde una vez más hizo noticia la figura de García Márquez, pero esta vez porque él cumplía ochenta años y Cien años de soledad, cuarenta», puntualiza con satisfacción.

¿Y Chile? ¿Por qué en Chile esta vez? —insisto—.

«En el seno de las academias existía la convicción de que el próximo congreso debía celebrarse en Chile, pero surgió de parte de la misma Academia Chilena, en el pasado encuentro, el ofrecimiento oficial para que esta vez se desarrolle en Santiago.

¿Las razones? Bueno, el argumento fundamental que se esgrimió es que en el 2010 se conmemorará además el bicentenario del país, otorgando un marco ideal para que se realice la quinta versión de este congreso».

En anteriores congresos se han homenajeado a escritores como Ernesto Sabato, por ejemplo. ¿Se distinguirá en esta ocasión a algún autor chileno como Neruda o Gabriela Mistral?

«Se están recogiendo propuestas. Durante los días previos al anuncio que haremos en Chile, definiremos los contenidos y las grandes líneas que tendrá el congreso en dos años más».

¿Qué percepción tiene de la Academia Chilena en cuanto a si es una organización activa en sus labores?

«La Academia Chilena es una de las más potentes —contesta con vehemencia—, por la tradición cultural propia de ese país y por la de la academia misma, que se sitúa como puntera dentro de la asociación (compuesta por 22 entidades en todo el mundo). Además, hemos encontrado en el gobierno chileno una ayuda inestimable. Han demostrado ser muy organizados y con una gran capacidad de gestión, lo que seguro incidirá en que este congreso resulte ser todo un éxito. En Chile "la maquinaria está engrasada", como se dice vulgarmente» (y sonríe por primera vez).

En las recientes ediciones del premio Príncipe de Asturias, en la categoría Comunicación y Humanidades, han distinguido a personajes como Ryszard Kapuscinski, Hans Magnus Enzensberger, George Steiner y Umberto Eco, y también a instituciones como la National Geographic Society o las revistas científicas Science y Nature. Pero el último galardón se lo han concedido al buscador de internet "Google". Su creación supone una revolución en cuanto al acceso a todo tipo de contenidos de manera rápida y organizada.

Google está desplazando a los buscadores en español de la web y a las bibliotecas virtuales creadas en España. ¿Cree que esto representa una amenaza para el idioma español?

«Seguramente el tema de Google será debatido en el congreso de Chile. Google está digitalizando las bibliotecas de la Universidad Complutense y la Nacional de Cataluña, por ejemplo —parte diciendo». En el mundo de la cibernética no hay fronteras. Yo creo que este buscador es una potencialidad de signo neutro —hace una pausa y prosigue». Vamos a ver, el español, que llegó tarde al mundo y hoy ocupa el tercer lugar, se ha recuperado de ese retraso que llevaba con una rapidez asombrosa, y lo que hay que hacer en la red es justamente procurar que la lengua española esté cada vez más presente».

¿Existe la intención de crear un buscador en internet que privilegie el idioma español? ¿Cómo ve el futuro de la RAE en la web?

«Ha habido varios intentos en Europa de crear un buscador común, pero siempre han fracasado o los han interrumpido. Nosotros, de todas maneras, tenemos relación con Microsoft, IBM, Google… defendemos la política de que la lengua esté presente en todos los canales posibles. Y el centro de estudios de la RAE, en el ámbito de la lingüística computacional, de la lin-güís-ti-ca computacional —subraya—, está en un lugar pionero en cuanto a investigación y realización. Nuestros estudios son filológicos, claro que sí, pero apoyados en los soportes tecnológicos actuales».

Damos un giro a la conversación, y cuando le pregunto por cómo se habla el español en Latinoamérica, si mejor o peor que en España, García de la Concha se muestra enfático:

«La frontera español de España y español de Latinoamérica es falsa. Pues también existe un español de Andalucía, Asturias o Canarias… No se puede hablar de mejores ni peores. El español tiene una norma policéntrica».

¿Le preocupa la penetración de extranjerismos para la conservación del idioma?

«La afluencia de extranjerismos ha existido en todos los tiempos. La lengua la hacen los hablantes, en la calle, y dispone de un organismo que asimila e hispaniza los términos. Basta que observe el lenguaje del fútbol, por ejemplo, de procedencia sajona, y hoy nadie se siente ajeno a esos términos. Hay extranjerismos que, en todo caso, sólo duran unos años y luego desaparecen; otros, en cambio, se conservan crudos, pues no tienen una sustitución en español».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: