Noticias del español

| |

| Casimiro Pastor Millán - Ciudad Real
elpais.com, España
Miércoles, 23 de mayo del 2007

USO Y ABUSO DEL SÍMBOLO @

Un conocido mío, que reside en Ciudad Real y que procede de Arroba de los Montes, me decía lo contento que estaba de que le hubieran puesto el nombre de su pueblo al famoso símbolo de los correos electrónicos.


En realidad el uso hace al lenguaje, y el idioma español no es una excepción entre las lenguas vivas. La última versión del diccionario de la lengua española incluye toda una serie de giros que se dicen en diversos países hispanoamericanos, así como nuevas palabras, que el uso ha ido incorporando a nuestro hablar diario, entre las que están algunas de las que tienen que ver con las nuevas tecnologías.

Las políticas de igualdad de género, que se van introduciendo paso a paso en los distintos ámbitos de nuestra sociedad, como no podía ser de otra manera, van ayudando a que, entre otras muchas cosas, el lenguaje tenga en cuenta a la mujer en el mismo nivel de igualdad que el del hombre. Eso ocasiona que vayan cayendo poco a poco algunos de los tópicos que dan por sentado que se incluyan en los términos masculinos del lenguaje a los femeninos: ya nadie se sorprende al escuchar jueza o concejala, aunque sigamos diciendo «nosotros» cuando hay hombres y mujeres.

Así que por algún motivo que no alcanzo a comprender, se viene haciendo un uso que comienza a ser excesivo del símbolo @ fuera del ámbito informático, con la pretensión de incluir la «a» y la «o», referidos éstos al femenino y masculino respectivamente, con lo que se da por hecho que al escribir ciudadan@s, por ejemplo, estamos haciendo mención a ciudadanas y ciudadanos (en este caso, con escribir «la ciudadanía» sería suficiente). Éste sería un caso claro de abuso del símbolo @ que, hoy por hoy, no deja de ser una falta de ortografía, por mucho que estemos de acuerdo en todo lo demás con respecto a la igualdad de género.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: