Noticias del español

| |

| Alí Medina Machado
Diario El Tiempo, Valera -Estado Trujillo, Venezuela
Miércoles, 6 de agosto del 2008

UNA SISTEMATIZACIÓN GRAMATICAL (I)

Las ciencias lingüísticas altamente desarrolladas nos mantienen en vilo con sus especializaciones a las que es perentorio llegar formal y actualizadamente.


El estudioso del lenguaje no puede continuar anclado en posiciones hace tiempo superadas por la visión gramatical de escuelas, doctrinas y lingüistas que le vienen indicando nuevos caminos con una carga de denominaciones, reglas y combinaciones de muy difícil accesibilidad para el profesional del área de lingüística, (ciencia del lenguaje articulado), subsidiaria a su vez, de una ciencia mayor, la semiótica, que incluye todos los signos verbales y no verbales de que se vale el hombre para la comunicación.

Modernamente la vieja gramática ha hecho una repartición de los elementos de su estructura integradora, quedándose prácticamente con sus dos disciplinas mayores: la morfología y la sintaxis. Sin embargo, es conveniente afirmar que la gramática se apoya en una tercera disciplina, la semántica, novedosa y marcadamente importante para la más cabal comprensión de la lengua; ciencia que la define Martínez Amador de la siguiente manera: «Se llama así a la rama de la filología que estudia los cambios de significación de las palabras. Esto supone la alteración o dislocación de las relaciones entre el concepto y palabra».

Igualmente sobre esta necesaria integración, Elizabeth Rincón de Ugarte habla sobre el particular y sostiene que: La imposibilidad de separar los planos morfológico, sintáctico y semántico, nos hace orientar el estudio de la lengua dentro de la Morfosintaxis, pero enmarcado dentro de un valor humanístico donde la lengua no es sólo un objeto de comunicación, donde no sólo se comunican formas sobre la base de funciones, sino que esas formas y esas funciones recubren un contenido interno del individuo emisor, que es su esencia, la naturaleza del ser, y eso es lo más importante del lenguaje, todo esto traducido en una metodología descriptivo-explicativa de emisiones lingüísticas particulares.

La gramática, adecuada más bien a los postulados actuales, pero en constante revisión desde la perspectiva de la ciencia, aparece integrada por una red de componentes en permanente interrelación e interdependencia; un intrincado ¿sistema que clasifica y segmenta los elementos integrantes, que como bien sostiene el investigador Francisco R. Adrados «La lengua impone sobre la realidad una serie de clasificaciones que incluyen abstracciones no perceptibles sin su ayuda. Estas clasificaciones están enlazadas entre sí en cuanto a su contenido y se expresan mediante recursos formales que guardan un cierto grado de proporcionalidad y regularidad. Todo esto es posible porque la lengua es un sistema de signos: sistema que comporta una estructura, es decir, una serie de elementos interdependientes y que sólo en función del todo pueden interpretarse en cuanto a su significado y función».

¿Cómo era la integración formal de la gramática tradicional? Una mirada retrospectiva nos lleva a sus primeros pormenores. En primer término, su definición nos dice que: «Gramática es el arte de hablar y escribir correctamente un idioma o lengua». Como vemos, está considerada arte antes que ciencia. Aparece igualmente integrada por cinco partes discriminadas así: analogía, sintaxis, prosodia, ortología y ortografía. Cada una de ellas consiste en lo siguiente: la analogía, trata de la formación, derivación, valor, accidentes y propiedades de las palabras.

La gramática actual define a esta ciencia con el nombre de morfología. La sintaxis, trata del oficio gramatical de las palabras y de la construcción de las proposiciones. Esta disciplina con este nombre es la única de las ciencias gramaticales que sobrevive al proceso de transformación de la gramática. La prosodia, enseña la recta pronunciación y acentuación de las palabras. La ortología, que trata de la recta pronunciación de los sonidos elementales de las palabras. Y, finalmente, la ortografía, que enseña a escribir correctamente las palabras.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: