Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

Una muestra une pasado y presente para revalorizar el patrimonio tipográfico español

El patrimonio tipográfico español es muy rico y variado, y la muestra «Imprenta Real. Fuentes de la tipografía española», organizada por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), pretende poner en valor el arte de la escritura desde la antigüedad hasta el momento actual.

La exposición, que se puede ver en la Sala de Exposiciones de la Calcografía Nacional, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, muestra los trabajos de actualización para adaptar los distintos tipos a los soportes del siglo XXI, como en el caso de la Ibarra Real, tipografía diseñada por Santiago Palomares y grabada por Jerónimo Gil a finales del XVIII.

Esos trabajos, en los que participa el comisario de la muestra, José María Ribagorda, han propiciado que la tipografía Ibarra Real —actualizada— sea incorporada en la última actualización de Windows a las fuentes que ofrece el catálogo tipográfico del gigante informático Microsoft, lo que la convierte en la primera de origen hispano en hacerlo.

El objetivo principal de la muestra gira en torno al origen y evolución del diseño tipográfico español y la necesaria recuperación y revalorización de este «rico» patrimonio cultural, según indicó Ribagorda en la presentación de la exposición, que se abre mañana al público.

Hasta el próximo 24 de enero, los visitantes pueden ver las herramientas que se utilizaban —como moldes o punzones—, así como libros antiguos impresos con tipografías de la época, como El Quijote de 1780, libros de Tomás de Iriarte o Ramón de la Cruz o La Conjuración de Catilina de Cayo Salustio.

No obstante, ante el intento de conectar el diseño con la cultura y la tecnología y de aunar pasado y futuro, la muestra mezcla soportes clásicos como los libros antiguos, punzones o moldes junto a fuentes digitales o libros interactivos que pueden ser manipulados por el visitante.

La primera parte de la exposición revisa los antecedentes caligráficos que remiten a los padres de la «Ibarra Real», Jerónimo Gil y el pendolista Francisco Javier Santiago Palomares, y la evolución de la famosa «Bastarda Española», una caligrafía desarrollada a partir de otra de origen italiano.

Una segunda parte de la muestra se centra en la edad de oro de la tipografía española, con el reinado de Carlos III y el inicio de la Imprenta Real (siglo XVIII), en una época marcada por El Quijote impreso por Joaquín Ibarra con la tipografía que hoy lleva su apellido y en la que se desarrollan, por primera vez, caracteres genuinamente españoles.

La época actual cierra la muestra con las tipografías digitales actuales cuyas referencias están en la Imprenta Real. En esta parte se muestra el trabajo de recuperación y conversión a software que están realizando diseñadores y tipógrafos españoles basándose en los modelos históricos.

José María Ribagorda es profesor de Diseño en la Universidad Complutense de Madrid, autor del diseño de tipografías como la Hispana (1996) o Cromotex (2003) y encargado de recuperar la tipografía de Jerónimo Gil fundida para la Imprenta Real y utilizada para la realización de El Quijote de 1780 impreso por Joaquín Ibarra.

Cuando concluya su periodo de exposición en Madrid, la muestra viajará a Chile en marzo del 2010 para coincidir con el V Congreso de la Lengua Española que se celebrará en Valparaíso, aunque antes habrá intentado poner en valor las raíces del diseño tipográfico español de la mano de Andreu Balius, Mario Feliciano, Josep Patau y José María Ribagorda.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: