Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia EFE

Una estudiante uruguaya escribe bien «cobaya» y gana el concurso hispanoamericano de ortografía

Tras casi cuatro horas de dictados y un duelo de «muerte súbita», la uruguaya María Teresa Ambrosoni ganó el X Concurso Hispanoamericano de Ortografía en La Habana, al escribir bien la palabra «cobaya» y superar a los finalistas de España y República Dominicana.

Sentados frente a un ordenador en un salón abarrotado de público, los concursantes pasaron por dos rondas de dictados de más de 100 palabras provistas por la Real Academia Española, algunas tan peculiares como «anorak», «astigmatismo», «heresiarca» y «almizcle».

Ambrosoni, una montevideana de 18 años, lideró todo el tiempo la competencia que reunió a estudiantes de 12 países, entre los que también estaban Cuba, Bolivia, Chile, México, El Salvador, Colombia, Guatemala, Ecuador y Venezuela.

El duelo final tuvo lugar entre Uruguay y República Dominicana, país representado por Ariela Daneira Madera, quien sobrevivió a términos como «asceta» y «prorrumpir», pero cedió a la hora de escribir «cobaya».

Ambrosoni, quien es una defensora de la lectura y elige Cien años de Soledad entre todas las obras que ha leído desde los cinco años, dijo a Efe que en su opinión la ortografía «ayuda a comunicarse y a trasmitir los mensajes de manera más efectiva».

Pero el presidente de la Fundación Hispanoamericana Bien Escrita, promotora del concurso, el colombiano Rafael Eduardo Orozco, dijo que la iniciativa va más allá de promover el buen uso del idioma, pues también se propone desarrollar hábitos de lectura, excelencia académica e integración hispanoamericana.

«El propósito fundamental es promover la lectura porque las estadísticas nos dicen que muchos niños en América Latina ni siquiera conocen un libro», resaltó Orozco.

Sobre integración, el caso del ganador del tercer lugar, Pablo Gomi, de 17 años, es el mejor ejemplo: viajó a Cuba representando a España, pero es argentino y ahora vive en París.

«Por más que hablemos diferente, con acentos y peculiaridades distintas, la ortografía es para todos igual y eso es lo que nos mantiene unidos a los hispanohablantes», explicó Gomi.

Por su parte, el colombiano Sebastián Jiménez, ganador del concurso en la ciudad de Cali, llegó a La Habana convencido de que «los errores ortográficos van tergiversando las palabras y el idioma».

«Las herramientas como los mensajes por internet y el Facebook, por buenas que sean, han ido acabando con el lenguaje. Ahora lo común no es tener buena ortografía, sino mala», señaló Jiménez, de 17 años.

El jurado de la competencia estuvo encabezado por Orozco y por la presidenta del Instituto de Literatura y Lingüística y miembro de la Academia de la Lengua en Cuba, Nuria Gregori.

En opinión de Gregori, todos han sido vencedores en este concurso, celebrado a sólo horas de que se presente en Madrid la Nueva gramática de la lengua española con la participación de todas las academias hispanoamericanas.

La boliviana Emma Nelly Jahuird, de 18 años, se considera una de las grandes ganadoras, a pesar de no quedar entre los finalistas y haber pasado el mal rato de descubrir en Cuba que las palabras serían escritas en ordenadores, con los que no tiene práctica alguna.

«Me monté en un avión por primera vez y vi el mar. Fue impresionante», indicó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: