Noticias del español

| | | |

|

Álex Grijelmo

El País.com

Viernes, 22de junio del 2012

UN ROMANO CON LANZA Y RELOJ


Las teleseries de época necesitan trajes de época, decorados de época… y palabras de la época. 


Las teleseries cuya acción se desarrolla en tiempos pasados, casi siempre revueltos, nos transportan a la luz del candil, a aquellas pastas hechas en casa; a los sombreros y pamelas, las capas y las toquillas, el tabaco de hebra, el continuo trajinar en las acequias, el movimiento de las calesas y los carros, el manteo que viste el cura, qué cosas pasaban entonces, por cierto; a las cofias de las criadas, las horcas de los campesinos.

 ¿Y las palabras?

 Los asesores de vestuario han hecho un buen trabajo. Desde aquella película de romanos en la que un extra aparecía con una lanza en la mano y un reloj en la muñeca, estos detalles ya se cuidan mucho.

 ¿Pero y las palabras?

 Las palabras también nacen en algún momento. Ni nos vestimos ahora como nuestros bisabuelos, ni los pastores de principios de siglo decían anglicismos.

 Las teleseries de época necesitan trajes de época, decorados de época… y palabras de la época.

 Se nota en esto, vaya por delante, un esfuerzo de algunos guionistas españoles.

 Así, un personaje quiere echar un párrafo con otro, quizás para quitarle lo que lleva en la sesera porque no le parece un buen pensamiento; y aprovechará para referirle una historia que debe conocer sin demora, porque Raimundo está empezando a amoscarla, y a Emilia desde que llegó de La Puebla se la ve muy mohína. Y si alguien se pone pesado, cualquiera le puede espetar: “Y vuelta la mula al trigo”. Se aprecia sin duda la buena voluntad, la intención de marcar con claridad que los lenguajes van con las épocas.

 Lástima lo del reloj.

 Como sucedía con aquel romano disfrazado pulcramente para el péplum, con sus sandalias bien liadas y su lanza impecable –y con su reloj–, las bocas de algunos de estos personajes situados en siglos anteriores visten anacronismos verbales que disuenan del esmero que se aplica en las demás reconstrucciones.

 […] 

Leer artículo completo

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: