Noticias del español

| | | |

| Magí Camps
La Vanguardia, Barcelona (España)
Lunes, 3 de marzo del 2008

UN PUNTO Y COMA EN NUEVA YORK

Un reportero ha investigado la curiosa aparición de un punto y coma en un cartel del metro neoyorquino.


Los vagones del metro de Nueva York lucen un cartel con la foto de un periódico manoseado y una leyenda: «Please put it in a trash can; that's good news for everyone» (por favor, tírelo a la papelera; es una buena noticia para todos). El aviso pretende corregir el mal hábito de abandonar los diarios en los asientos y el suelo del suburbano. Pero lo que ha sorprendido a un periodista de The New York Times no ha sido la iniciativa cívica, sino la inserción de un punto y coma en el lema.

¡Un punto y coma! Explica el rotativo que tal signo de puntuación ha ido desapareciendo de la práctica literaria y periodística, y no digamos ya de la publicidad, de donde ha sido erradicado. Por ello, el intrépido reportero, ante tal muestra de excelencia ortográfica, decidió investigar. Y dio con el responsable: Neil Neches, un «erudito escritor» de 55 años que trabaja en el departamento de marketing del metro. Neches pensó que se trataba de una queja cuando le dijeron que un periodista quería hablar con él.

Sam Roberts es el reportero que informa del sujeto que se ha atrevido a colocar tan denostado signo en un cartel público. Y a este descubrimiento se han unido las felicitaciones de las voces más preclaras del panorama norteamericano, como Frank McCourt (Las cenizas de Ángela), que describe el punto y coma como el ámbar de los semáforos, al que los neoyorquinos responden acelerando. Neches quita hierro a su acción y arguye que tal signo de puntuación, tanto en sus tiempos como en los actuales, se aprende en tercer grado, a los ocho o nueve años.

El 21 de febrero, The Guardian puso el punto final a esta historia. Haciéndose eco del entusiasmo vivido en Nueva York, el rotativo londinense publicó un editorial titulado: «Elogio de… el punto y coma».

¡Qué mejor colofón que elevar a categoría de editorial un signo de puntuación en vías de extinción!

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: