Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia Efe

Un libro de la Fundación Telefónica estudia las pérdidas de la lengua por la invasión del inglés

La invasión del español y otras lenguas de occidente por un inglés «tecnificado» provoca no sólo una pérdida de riqueza del idioma, sino de riqueza de pensamiento, según los autores de un libro de la Fundación Telefónica que analiza los neologismos.

Sabemos bien que «sólo pensamos lo que la lengua nos deja pensar, la lengua predetermina y condiciona la manera en que un pueblo ve el mundo y analiza la realidad», recordó el lingüista Ramón Sarmiento considerando que la mundialización que ha traído consigo la tecnología supone un peligro para costumbres, valores y creencias.

Sarmiento coordinó junto con Fernando Vilches el volumen Neologismos y sociedad del conocimiento. Funciones de la Lengua en la era de la globalización, editado por el sello Ariel.

El Instituto Cervantes acogió la presentación de este libro ante un concurrido público universitario en un acto en que ambos lingüistas estuvieron acompañados por el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Javier Nadal, y el secretario general del Instituto Cervantes, Joaquín de la Infiesta.

La obra reúne trabajos de una docena de investigadores y docentes universitarios la mayoría de Ciencias de la Comunicación y se centra en cómo influyen los neologismos en la lengua española y su funcionamiento.

Estudia la manera en que la globalización propicia la abundante presencia neológica, sobre todo en el mundo informático y tecnológico en general, económico y científico.

Al marcar hoy las pautas de la creación de neologismos, el inglés invade el resto de las lenguas en el mundo occidental y olvida su función de «puerta del alma» como llamó Lope de Vega a la Lengua en La Dorotea, recalcó Sarmiento, convencido de que hay que profundizar en este problema.

Consideró que sólo reflexionando en esa línea se encontrarán soluciones para un momento como este, «de fractura y difuminación de fronteras no sólo entre las lenguas, sino dentro de las lenguas mismas».

Su advertencia principal fue que se están borrando fronteras entre los lenguajes específicos de la ciencia, porque los medios de comunicación generalizan sus acepciones que «al salir de su ámbito, sea médico, científico o económico, pierden la connotación que tenían».

En su opinión, contra el diccionario de internet «que tantas veces obliga» a dar un giro inglés al término castellano para reconocerlo, sólo se puede luchar «conociéndolo, reflexionando y dando ese paso más que queremos dar desde la sociedad del conocimiento a la sociedad de la imaginación».

El libro analiza neologismos como «babysitter», «ciclocross», «gingerale», «jetset», «topmodel» o «topless», así como los nuevos titulares periodísticos, fruto de novedosos esquemas sintácticos, o la abrumadora presencia de los neologismos en los medios de comunicación, principal puerta de entrada a la lengua española en estos tiempos.

La imagen del mundo que la ciencia-ficción y sus términos han aportado a la sociedad del siglo XXI es otro aspecto estudiado en el libro, donde también se reflexiona sobre las probables anomalías que puede acarrear esta invasión indiscriminada.

Se recuerda que la Real Academia Española rechaza algunos neologismos que pretenden desplazar a voces ya existentes en nuestra lengua como «copyright» por derecho de autor, «dancing» por salón de baile, «handycap» por desventaja o «hobby» por afición.

También que «holding» es un grupo, «hooligan» un hincha violento, «impasse» un punto muerto, «lifting» un estiramiento facial, «link» un enlace, o que «look» es aspecto y «mobbing» acoso laboral.

Los problemas sobre el género gramatical que plantean los nombres en el español actual es otro de los aspectos estudiados, sin olvidar el nuevo lenguaje de los medios de comunicación.

Los profesores Santiago Alcoba, Hernán Urrutia, Carmen Galán Humberto Hernández, Tomás Alvadalejo, Jesús Sánchez Lobato, Fernando Lázaro Mora, Luis Alberto Hernando, Raquel Pinilla y Alberto García Cervigón son algunos de los autores del libro que, en abril del 2006 participaron en unas jornadas sobre este tema en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: