Noticias del español

| Agencia EFE

Un legislador de California quiere recuperar las tildes de los nombres hispanos

El legislador de la Asamblea estatal de California (EE. UU.) José Medina quiere devolver a los nombres hispanos las tildes y las eñes, para que oficialmente los Nicolas californianos vuelvan a ser Nicolás y los Nunez a ser Núñez.

Por una interpretación gramaticalmente rigorista de una ley de 1986 que estableció el inglés como el idioma oficial de California, las tildes, las diéresis y otros signos como la «ceja» que diferencia a la letra eñe de la ene desaparecieron en todos los documentos oficiales.

El asambleísta hispano de Riverside ha presentado el proyecto de ley AB82 para devolver su acento a los Rodríguez, los Sánchez y, claro, a los incontables Pérez y a las innumerables Marías.

El Comité de Salud de la Asamblea estudiará hoy la propuesta para recuperar los signos diacríticos y dar un poco de salero a estos ahora insulsos nombres átonos y a las eñes sin virgulilla.

«Mis padres siempre me enseñaron desde que yo era un niño que si no me gustaba algo no me sentara a quejarme sino que hiciera algo», explicó Medina al anunciar su propuesta.

«Tengo la esperanza que un día pueda decirle al pequeño Nicolás que eso fue lo que hice», agregó Medina en referencia al niño con ese nombre que es el centro de esta revuelta ortográfica.

Hace 10 meses Pablo Espinosa, que no carga tildes en sus blasones, quiso que su hijo recién nacido se llamara Nicolás y se llevó la sorpresa de que en California tendría que referirse a él como «Nicolas».

La queja de Espinosa, consultor de proyectos especiales del presidente de la asamblea, Anthony Rendon, otro mutilado de tilde en su apellido, tuvo eco, como demuestra el proyecto AB82, que hoy enfrenta su primer reto en el Comité de la Asamblea, del que su autor espera que salga no solo triunfante sino íntegro.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: