Noticias del español

| | |

|

Agencia Efe

Domingo, 13 de junio del 2011

Un hombre de negocios retirado publica el primer diccionario tailandés-español


Después de seis años viviendo en Tailandia, Juan José Sánchez, que fue propietario de locales de ocio nocturno en Sabadell y Terrassa (Barcelona), ha vuelto a España con el primer diccionario fonético tailandés-español bajo el brazo, que ha escrito y editado él mismo.


Juan José no es ni un catedrático de filologia ni un erudito especializado en lenguas orientales, sino un catalán anónimo que en 2005 decidió dejar sus negocios en el Vallés Occidental e iniciar una nueva etapa personal en las paradisíacas playas de Tailandia.

«Estaba quemado y necesitaba un cambio de aires y me decanté por Tailandia», reconoce a Efe el creador del primer diccionario 'físico' tailandés-español.

Un cambio de rumbo que se convirtió en reto cuando su hija Melodie, residente en Cataluña, tras observar las peculiaridades y la dificultad del idioma, le dijo: «papá, este alfabeto no lo vas a aprender en muchos años».

Juan José aceptó la apuesta y a partir de ese momento se marcó como objetivo vital empezar a estudiar el idioma en la academia 'Prince of Wales' de la localidad turística de Pattaya (Tailandia), y demostrar a su hija que era capaz de aprender una lengua con un alfabeto de 103 letras, totalmente distinto a las lenguas occidentales.

Después de tres años familiarizándose con el idioma, decidió dar un paso más y se embarcó de lleno en la aventura de «rellenar casillas de Excel» hasta llegar a las 10.000 palabras traducidas del tailandés al español con su correspondiente transcripción fonética.

«Me dejé la vista y el tiempo, ya que durante estos tres años me he pasado cerca de 12 horas diarias dedicándome a rellenar la lista de palabras y expresiones que me marqué», reconoce este traductor accidental.

El diccionario está concebido para aquellas personas que desconocen totalmente el tailandés y es «altamente recomendable» para aquellos turistas de habla hispánica que quieran tener una primera visión de las particularidades fonéticas del idioma oficial de este país del sureste asiático.

Además de las más de 10.000 palabras traducidas, también incluye una introducción de 54 páginas a la gramática tailandesa, así como unas 3.000 frases de uso diario fáciles de pronunciar, al ir todas ellas ilustradas con vocales, acentos y consonantes latinas.

El proyecto aún no tiene el respaldo económico de ninguna editorial, por lo que Juan José está pagando de su cartera la impresión de los diccionarios.

Además de la versión electrónica disponible en la red, de momento, ya tiene impresos unos 500 ejemplares que durante está semana ha ido presentando a diferentes librerías de las comarcas de Barcelona.

Mientras, el próximo martes tiene previsto volver a su Tailandia adoptiva donde, a parte de regentar el local de karaoke que recientemente ha abierto en Pattaya, seguirá «dejándose la vista en el ordenador» para publicar un nuevo diccionario español-tailandés con más de 25.000 palabras.

Todo un reto. 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: