Noticias del español

| Fundéu BBVA

«Turismofobia», «noticias falsas» y «bitcóin» entre las candidatas a palabra del año 2017 de la Fundéu BBVA

Desde hace cinco años, la Fundación elige, de entre los muchos términos a los que dedica sus recomendaciones diarias de uso del idioma, su palabra del año.

Turismofobia, noticias falsas, bitcóin, trans y uberización son algunas de las candidatas a palabra del año 2017 de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Desde hace cinco años, la Fundación elige, de entre los muchos términos a los que dedica sus recomendaciones diarias de uso del idioma, su palabra del año.

La primera de ellas fue, en 2013, escrache, a la que siguieron selfi (2014), refugiado (2015) y populismo (2016).

Antes de la elección definitiva, que tendrá lugar el viernes 29 de diciembre, la Fundación, promovida por la Agencia EFE y BBVA, da a conocer una lista con doce candidatas que deben cumplir varios requisitos.

Por un lado, que sean términos que hayan estado, en mayor o menor medida, presentes en el debate social y en los medios de comunicación.

Por otro, que, por su formación, significado o dudas de uso, ofrezcan interés desde el punto de vista lingüístico y hayan sido, por tanto, objeto a lo largo del año de alguna de las recomendaciones de uso del idioma que publica diariamente la Fundéu BBVA.

Finalmente, se intenta que las elegidas sean de uso general en todo el ámbito hispanohablante y no solo en algunas zonas concretas.

Con esos criterios, el equipo de la Fundación ha elegido las doce candidatas de este año que son las siguientes:

aporofobia
aprendibilidad
bitcóin
destripe
machoexplicación
noticias falsas
odiador
soñadores
superbacteria
trans
turismofobia
uberización

El director de la Fundéu BBVA, Joaquín Muller, señala que entre las candidatas «hay algunas palabras de nueva creación, como turismofobia, que alude al rechazo o aversión al turismo masificado; uberización, con la que se denomina un cierto tipo de actividad económica basada en plataformas colaborativas, o machoexplicación, la costumbre de algunos hombres de dirigirse a las mujeres de forma condescendiente».

«También —añade— se incluyen otras que se han traducido o adaptado de voces extranjeras (aprendibilidad frente a learnability, noticias falsas por fake news o la adaptación a la ortografía española bitcóin) y algunas más que, no siendo nuevas, han asumido nuevos usos o sentidos, como odiador o soñadores, como alternativas a hater y dreamers.

Desde el punto de vista de los asuntos a los que se refieren, «hay muchas que tiene que ver, en un sentido amplio, con los asuntos sociales como aporofobia (‘miedo o rechazo a los pobres’) o trans como acortamiento válido de transexual o transgénero, aunque también las hay relacionadas con los mundos del espectáculo (destripe como alternativa a spoiler) o la ciencia (superbacterias)».

«Todas y cada una de las palabras candidatas han necesitado una aclaración por parte de la Fundéu, han requerido de un estudio y se ha informado de su existencia o de su escritura adecuada a través de una recomendación o de la publicación de una respuesta a una consulta a lo largo de este año», explica Muller.

«No por el hecho de que haya habido acontecimientos sociales o políticos de gran relevancia la palabra elegida debe estar ligada a estos, pues puede que esos hechos no hayan generado vocablos nuevos o acepciones nuevas a palabras viejas», añade Joaquín Muller, quien insiste en que la elegida siempre será actual y, sobre todo, tendrá un interés lingüístico para todos los hablantes del español.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: