Noticias del español

| Fernando Ávila (El Tiempo, Colombia)

Talón de Aquiles / El lenguaje en el tiempo

Las formas correctas son «talón de Aquiles» y «tendón de Aquiles», con la A en mayúscula.

Citas: «El músico se refirió al accidente que le lastimó el talón de Aquiles» (Arcadia), «Gaitán y Taborda también se refirieron a Melissa Ortiz, quien no pudo ir al Mundial por una lesión en el talón de Aquiles» (Futbolred).

Comentario: La leyenda dice que Aquiles era el más hermoso y veloz de los héroes de Troya. Cuando nació, su madre intentó hacerlo inmortal sumergiéndolo en las aguas del río Estigia, pero el talón por el que lo sujetó quedó vulnerable. Aquiles murió en batalla al ser alcanzado en el talón por una flecha envenenada. De ahí la expresión «talón de Aquiles», que se refiere a la debilidad de una persona, por poderosa que sea.

El Diccionario de la lengua española, DILE, 2014, registra «talón de Aquiles» como ‘punto vulnerable o débil de algo o de alguien’. Los medios informativos usan la expresión con alguna frecuencia: «Uno de los talones de Aquiles (de Cristina Fernández) es la cuestión económica (40 %), aunque con mejoras en la aprobación de su gestión en los últimos meses» (W Radio), «TWD es una buena serie, pero su talón de Aquiles está en sus libretistas175 (El Colombiano), «El ego es su talón de Aquiles» (La República).

[…]

Leer más en eltiempo.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: