Noticias del español

| |

| Fernando R. Lafuente
ABC, España
Miércoles, 1 de abril del 2009

SUMAR Y NO RESTAR

La lengua es hoy un extraordinario recurso económico, clave a la hora de enfrentarse a las nuevas tecnologías. España y la comunidad hispanohablante se han encontrado al comienzo del siglo XXI con un pozo de invisible petróleo a la espera de su explotación: el idioma y la cultura en español.


El Instituto Cervantes ha demostrado, a lo largo de esta mayoría de edad que acaba de cumplir, que la labor es posible, que una institución pública puede mantener, a través de diversos directores nombrados por distintos Gobiernos, un objetivo serio, responsable y efectivo. Un palimpsesto institucional. Cada director trabajó sobre lo ya establecido y así, con el insoslayable paso del tiempo se levantó ese fabuloso tangible e intangible que representan las más de setenta sedes en todo el mundo. Es decir, algo de tanto sentido común como sumar y no restar, ni empezar de cero en cada cambio.

La cultura en español ya es una marca globalizada, un territorio de creación, sin fronteras. El trabajo conjunto del Instituto con la Real Academia Española, y la extraordinaria relación planteada por ésta con las Academias americanas, ha hecho posible este valioso activo cultural.

Las lenguas rompen las fronteras, unen y atraen, permiten ampliar la geografía y describen la dimensión estética -que siempre será ética- de los que las hablan, las escriben y las sueñan. Sin Iberoamérica, la lengua española no ocuparía esa privilegiada posición. Y desde el Instituto se ha cuidado esa presencia americana con especial atención. Féliz cumpleaños a todos y cada uno de los que han trabajado y trabajan en una institución que ha enseñado el itinerario que va de un sueño a la más radiante realidad.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: