Noticias del español

|

|

Agencia Efe

Lunes, 14 de febrero del 2011

Soledad Puértolas: «En la Academia hay mucho debate, nadie está de acuerdo en nada»


La escritora Soledad Puértolas, que hoy ha presentado en Barcelona el primer volumen de sus Obras escogidas, que incluye «El bandido doblemente armado» y los cuentos de «Una enfermedad moral», ha mantenido que en la Real Academia Española hay mucho debate, «nadie está de acuerdo en nada».


Acompañada por el editor de Anagrama, Jorge Herralde, la novelista, a preguntas de los periodistas, ha comentado y valorado su experiencia en la institución en los últimos meses.

«Me asombra -ha indicado- la seriedad del trabajo de todos los académicos, y de cómo todo el mundo acude a hablar sobre las palabras. Hay mucho debate, puesto que en la Academia nadie está de acuerdo en nada».

Asimismo, dice sentirse sorprendida «por la pasión y el entusiasmo que ponen todos ellos en sus propuestas o en sus objeciones».

Con respecto a la polémica sobre la nueva edición de la Ortografía, que, por ejemplo, propugna que guion o truhan se escriban sin tilde, Puértolas ha argumentado que la cuestión de fondo «es más la obligatoriedad que la norma» y ha reconocido que a ella en sus textos le sale de natural escribir estas palabras con acento.

Además, ha dejado claro que el tema de la ortografía no le apasiona ni le quita el sueño. «A mi me interesa mucho más el significado de las palabras o la estructura de la lengua».

A la hora de hablar de El bandido doblemente armado y Una enfermedad moral, sus primeras obras, publicadas hace más de 30 años, la autora nacida en Zaragoza ha destacado que cuando supo que se volverían a editar y que podrían volverse a encontrar en los anaqueles de las librerías sintió una «gran alegría».

En este sentido, ha precisado que son dos obras muy ligadas a su vida, en un momento en el que veía «imposible publicar».

Soledad Puértolas ha rememorado que la novela ganó el premio Sésamo en 1979, un galardón que otorgaba Tomás Cruz, con dinero procedente del Ministerio de Cultura y que «fue muy difícil de cobrar», según bromeaba hoy.

Ganar fue «una alegría inaudita» y Juan García Hortelano le recomendó que la saboreara y disfrutara porque nunca volvería a sentir lo mismo.

También le ocurrió, y no lo ha escondido, que luego estuvo durante meses sin poder despegarse del personaje principal de El bandido doblemente armado, un homenaje al Philip Marlowe de Raymond Chandler y que no pudo avanzar en su trayectoria literaria hasta que «surgieron» los relatos de Una enfermedad moral.

A su juicio, si su primera novela «fue la puerta de entrada» a un nuevo momento de su vida, los cuentos le permitieron «entrar en un mundo mucho más amplio» en la literatura.

Es por este motivo, ha proseguido, estos son los dos libros a los que más agradecida está de todos los que ha escrito.

En cuanto a si los ha vuelto a leer en esta nueva edición, con un prólogo de Daniel Fernández que ha alabado por saber ver lo que ella expresa en sus textos, la escritora ha precisado que nunca lo hace.

«Pertenecen a otra época de mi vida, aunque sí me sigue gustando el tono que conservan los dos, de una persona que quería seducir, muy sintética y muy fluida».

Aunque no ha querido ahondar en ello, Puértolas ha señalado que está en pleno proceso de creación de una nueva novela, con un chico joven como narrador y en la que «hay mucho amor y mucha pasión».

Por otra parte, Anagrama tiene previsto publicar el próximo año el segundo volumen de sus Obras escogidas, que incluirán «Burdeos» y «Todos mienten».

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: