Noticias del español

| A. F. VERGARA / I. G. PEÑA (ABC.ES)

Singularidades de la palabra «coño»

Tanto políticos como escritores de renombre usan este sonoro término español para expresar sopresa e incluso molestia.

Pese a los intentos —y los logros— de Camilo José Cela para incluir la palabra «coño» en el Diccionario de la Real Academia de la lengua española, su pronunciación en el Congreso, en público, y en la tribuna, demuestra que su «especial sonoridad» hace que esté lejos de considerarse una palabra «refinada», aunque sí es de uso habitual.

Solo tenemos que recordar que el presidente del Congreso, Jesús Posada, pedía el pasado miércoles 12 de febrero disculpas y reconocía que debería haber tenido «más control» de sus propias palabras cuando se le escapó la palabra «coño» en el momento en el que trataba de imponer el orden en un rifirrafe del debate. «Estas cosas ocurren. Realmente yo tenía que haber tenido más control de mis propias palabras, pero en fin, pronuncié alguna interjección que no debía», decía Posada.

En el Congreso no es la primera vez que se oye esta palabra. El «Se sienten, coño» de Antonio Tejero durante el fallido intento de Golpe de Estado del 23-F se hizo tan famoso que tanto en películas, series y en conversaciones entre amigos se ha reproducido hasta la saciedad.

Oda al órgano femenino

Buscando referencias sobre esta palabra en nuestra literatura, uno de los primeros autores que nos encontramos es Camilo José Cela, quien empleaba este término de forma muy habitual. Es más, una de sus biografías, escrita por Gaspar Sánchez Salas, lleva por título El coño de Don Camilo y otras anécdotas inéditas, lo que da cuenta de lo habitual que era en su vocabulario.

[…]

Leer más en abc.es

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: