Noticias del español

| | | |

| Pedro Naveillan
El MorroCotudo (Chile)
Martes, 25 de abril del 2006

SEXO Y GÉNERO: ALGUNAS CONSIDERACIONES

Importante resulta esclarecer la significación de estos términos y el cómo se relacionan.


Cada vez es más frecuente referirse al género masculino y femenino en vez de al sexo, lo que induce a numerosos errores de tipo conceptual y trae graves consecuencias sociales al referirse a temas calóricos.


Conviene, por tanto, hacer algunas consideraciones al respecto.

En su edición del año 2001 el diccionario de la Real Academia Española define así el sexo: «Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas» y género: «conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes».

En las clasificaciones de los animales se usa como base el género próximo y la diferencia específica. En el caso de los seres humanos el género es el humano y la diferencia específica es la sexual que hace que sean varón (hombre) y varona (mujer). En ellos no hay un tercer sexo.

La Organización Mundial de la Salud, al promover el uso del término género en el campo de la salud, señala: «'sexo' hace referencia a las diferencias biológicas entre el hombre y la mujer»…«el conocer que el género es una construcción social que define los roles y las relaciones sociales entre los sexos y, por ende, hombres y mujeres desarrollan diferentes experiencias, habilidades y necesidades»… «'género' identifica las características socialmente construidas que definen y relacionan los ámbitos del ser y del quehacer femeninos y masculinos, dentro de contextos específicos»… «género se refiere a la red de símbolos culturales, conceptos normativos, patrones institucionales y elementos de identidad subjetivos que, a través de un proceso de construcción social, diferencia los sexos, al mismo tiempo que los articula dentro de relaciones de poder sobre los recursos»

Subraya lo siguiente: «el énfasis en lo social dentro del abordaje de género no implica una exclusión del elemento biológico- Por el contrario, el foco de análisis dentro de esta perspectiva, se dirige al examen de las interacciones entre los factores biológicos y los del medio social, que conducen a situaciones de desventaja o ventaja relativa, para uno de los sexos»

Se puede apreciar que género no significa lo mismo como término del diccionario que el uso que actualmente se le está dando en las ciencias sociales. En éstas suele olvidarse su base o apoyo fundamental en la diferencia sexual, que es biológica, lo que suele conducir a graves extremos como son el sostener que para cada sexo puedan darse diferentes géneros: varones de género masculino o femenino, mujeres de cualesquiera de los dos géneros.

La utilización del género en el sentido indicado permitió distinguir en la consideración del hombre y de la mujer lo que era netamente biológico de lo que no lo era, cambiando roles, por ejemplo. Así una mujer pudo ser médico, soldado, etc., sin dejar de ser mujer o femenina, sin perder aceptación social. Otro tanto ocurrió con el hombre.

Es decir, se pudo separar los roles de la determinación puramente biológica o atribuidos culturalmente a ésta.

El peligro ha estado, como siempre, en los excesos, como es el considerar que un hombre puede funcionar socialmente como mujer sin importar su diferencia biológica. Se ha caído así en la aceptación cada vez mayor de la homosexualidad, llegándose incluso a considerarla un tercer sexo sin tomar en cuenta que biológicamente sólo hay dos sexos. Se confunde el 'género' con el sexo. De este modo se evitan las sanciones sociales y morales.

Frente a la soltura con que se utiliza la palabra género por sexo y nos hacen comulgar con ruedas de molino, conviene no olvidar su verdadero significado y los peligros que entraña.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: