Noticias del español

| Gaspar Doyle (El Heraldo, Chile)

¿Sabía Ud. por qué es interesante el libro “¿Por qué los chilenos hablamos como hablamos?”, de Darío Rojas?

El texto es entretenido, a veces denso por el detalle de la evolución en lo gramatical, pero es muy esclarecedor en lo general, ya que hace que sepamos más sobre el idioma mediante el cual nos comunicamos.

A la pregunta sobre ¿cómo hablamos los chilenos? Habría que agregar además, el considerar ¿cómo los propios chilenos hemos creído y creemos que hablamos?

Aparece en el texto todo un análisis histórico de nuestro lenguaje, desde los tiempos del uso del latín, del habla en España, durante la Conquista en América y de su evolución a partir de ese momento.

En este último aspecto, se comentan cartas y crónicas que ilustran acerca del habla en Chile en tiempos de la Colonia y de la Independencia, tomando en cuenta, además, alguna influencia que tuvo el idioma de los naturales del territorio, ya que los colonizadores, por supuesto, no encontraron un continente deshabitado.

Se menciona no sólo la influencia que tuvieron las lenguas indígenas en el hablar nuestro, sino otros aportes de origen europeo. Sin ir más lejos, el idioma español que conocemos, cuenta con alrededor de 4000 mil vocablos de origen árabe (alcachofa, azúcar, álgebra) y dialectos (chocolate, canoa, tabaco, tomate, jaguar, etc.). Esto hizo que en 1905 y 1910 se publicara un Diccionario etimológico de las voces chilenas derivadas de lenguas indígenas americanas, de Rodolfo Lenz, y que fue reeditado en 1978.

Leer más en diarioelheraldo.cl

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: