Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

Rodríguez Zapatero abre las conmemoraciones de los bicentenarios de las independencias latinoamericanas

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció a los países iberoamericanos aprovechar la conmemoración de los bicentenarios de su independencia para «dar un impulso renovado a las intensas relaciones» con España y construir un «futuro compartido».

Zapatero hizo el ofrecimiento en su intervención, junto al rey Juan Carlos, en un acto institucional en la Casa de América de Madrid, que abre en España las conmemoraciones de los bicentenarios de las independencias latinoamericanas.

El jefe del Gobierno español expresó el deseo de «acompañar» estas celebraciones junto a sus «auténticos protagonistas», tras destacar que «España es un país que no se puede comprender sin Iberoamérica».

«Adentrémonos en una etapa de mayor colaboración y reforcemos nuestra capacidad de acción concertada. Hay amplio margen para progresar juntos», dijo Zapatero en presencia de ministros latinoamericanos y de un amplio número de personalidades políticas, culturales y económicas de España y América Latina.

El jefe del Ejecutivo resaltó los valores compartidos, como la lengua y la cultura, y el espíritu de la Constitución española de 1812 que incentivó los procesos de independencia en América.

«Ha sido un camino largo, no exento de peligros y dificultades», pero que ha desembocado en que Iberoamérica sea un «espacio de democracia», agregó.

El jefe del Ejecutivo español resaltó la labor desempeñada por el rey Juan Carlos y el príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española, en favor de la relación entre España y América.

Según Zapatero, el Rey ha sido una «especial referencia» para favorecer un «fuerte vínculo» entre la monarquía constitucional española y las democracias iberoamericanas.

Tarea que —afirmó— tiene su continuación con «brillantez y dedicación» en el príncipe Felipe.

También elogió la figura del ex jefe del Gobierno y actual embajador español para la celebración de los bicentenarios, Felipe González, quien —dijo— junto a los dirigentes de su generación, contribuyeron a instaurar una «nueva mirada» en las relaciones.

Zapatero aludió a la crisis económica para hacer un llamamiento a aprovechar el momento y sentar las bases de una nueva etapa de crecimiento, en la que deben primar aspectos como la educación, la investigación y la cultura.

A pesar de la incertidumbre por la coyuntura económica, expresó su confianza en Iberoamérica, «heredera de una fuerza, de un coraje, de un inmenso y legítimo deseo de ganar el futuro».

Y garantizó que una de las metas de la presidencia española de la Unión Europea, en el primer semestre del 2010, será profundizar la relación con América Latina y el Caribe.

En este contexto, anunció que la cumbre entre ambas regiones que se celebrará en el 2010 girará en torno a la innovación, la inclusión social y el desarrollo sostenible.

También abogó por aprovechar las próximas cumbres iberoamericanas —Portugal, en el 2009; Argentina, en el 2010, y Cádiz, en el 2012— y el V Congreso Internacional de la Lengua Española, programado en Valparaíso (Chile) el próximo año, para dar eco a los bicentenarios y construir una comunidad iberoamericana «más fuerte y cohesionada, más dueña de su porvenir».

Hizo hincapié en la importancia de la lengua como patrimonio común, dentro del «respeto a la diversidad de las culturas» que conviven en América Latina, y animó a fomentar la presencia del español en internet.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: