Noticias del español

| Juan Cruz (El País.com, España)

República Alfabética Española (RAE)

67 académicos rinden tributo al idioma en el libro Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español, escribiendo sobre la letra del sillón que en su día les tocó ocupar.

República alfabética (RAE)Le preguntó un taxista a Manuel Seco cuando estaban llegando un jueves a la Academia: «Perdone, ¿es usted académico?». «Sí». El taxista también quiso saber qué sillón tenía. «A mayúscula». «Ese debe ser el más importante, no?». El académico cuenta en Al pie de la letra. Geografía fantástica del alfabeto español lo que le dijo al conductor. «No hay ningún sillón más importante que otro». «Entonces, ¿por qué le dieron ese?».

La primera edición vio la luz en el 2001; esta incorpora a 12 nuevos académicos

En el libro, que se publica esta semana editado por la Real Academia y la Fundación Lara con motivo del tercer centenario de la Docta Casa, Seco le explica a su ávido entrevistador ocasional la verdad del asunto: «Me tocó en suerte». Todos los académicos, de la A la Z, incluidas sus minúsculas, «tienen el sillón que correspondía cubrir en el momento en que fueron elegidos». Y cuando eligieron a Seco, como este le explicó al curioso transportista, «se trataba de cubrir la vacante producida por la muerte del académico que últimamente había ocupado el sillón A mayúscula». Ese académico era Vicente García de Diego, muerto en 1973 a los cien años. Y Seco parecía tener esa letra A predestinada, pues es el autor de famosos diccionarios que, naturalmente, empiezan por la A.

Les tocan en suerte las letras, pero ya viven en ellas, al menos cada jueves, cuando se sientan en los sillones académicos que reproducen el orden alfabético. Ahí, como dice Camilo José Cela, en la letra que tuvo, la Q, «léase cu», es «donde cada jueves del curso asiento mi cu, tradúzcase culo». Este libro es una idea muy suculenta que ya vio la luz en dos ocasiones anteriores (2001 y 2004) y que ahora regresa a las librerías con 12 incorporaciones de académicos que han ido viniendo a suceder, en sus sillones, a otros que han ingresado en la inmortalidad.

José Manuel Blecua: «Las letras pueden estar cargadas de valor simbólico»

[…]

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: