Noticias del español

| | | | |

| Joaquín Segura, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española
www.apuntesonline.org

REFLEXIONES EN TORNO A LOS VOCABLOS «COMPUTADOR» Y «ORDENADOR»

Hace más de un decenio escribí sobre este tema un artículo en The ATA Chronicle, órgano de la Asociación Norteamericana de Traductores. En aquélla época todavía estaba por dirimirse en España la cuestión de si debía decirse computador (o computadora) u ordenador. Ambos vocablos habían sido ya admitidos en el léxico de la RAE.


El uso peninsular acabó decantándose decididamente por ordenador, mientras que en América se ha seguido prefiriendo computador o computadora. Así podían haber seguido las cosas, en amigable simultaneidad de usos y acepciones, si no fuera porque algunas empresas españolas han exigido a los traductores norteamericanos, en más de una ocasión, el cambio de computador a ordenador tanto en las traducciones destinadas a España como en las dirigidas a América. Esto vuelve a dar actualidad al tema y me lleva a rastrear más detenidamente que en aquella primera ocasión el origen un tanto curioso del vocablo ordenador, usado primero por los franceses («ordinateur») y después calcado por los españoles.

Resulta que la culpable de toda la polémica no es otra que la IBM, empresa que por razones históricas nunca ha sido muy partidaria, ni siquiera en inglés, de la denominación computer, empleada universalmente por sus competidores. Paradójicamente, la IBM se formó a partir de otra entidad que se llamaba Computing-Tabulating-Recording Corporation, razón social que prefirió cambiar a la de International Business Machines (Máquinas de Contabilidad Internacionales). Y es que la IBM, posteriormente tan poderosa en este ramo, se distinguió al comienzo por una serie de graves tropiezos y de indiferencia fundamental hacia los computadores, que la dejaron casi fuera de competencia.

Para leer el artículo completo véase enlace

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: