Noticias del español

| Ana Mendoza (Agencia EFE)

RAE: La elección de académicos judeoespañoles tiene un significado histórico

La Real Academia Española ha querido reconocer «la fidelidad a la lengua castellana» de los descendientes de los judíos expulsados de España en 1492 con la elección de ocho académicos correspondientes especialistas en judeoespañol, una iniciativa que tiene «un significado de reconocimiento histórico».

Con esta elección la RAE «pretende darle todo el realce a un hecho lingüístico fundamental como es la existencia del judeoespañol, la lengua que representa las esencias del castellano antiguo», ha afirmado hoy, en declaraciones a Efe, el director de la Academia, Darío Villanueva.

Y una lengua, añadía, que ha experimentado «muchas influencias» de otros idiomas «en función de los lugares donde se radicaban las comunidades sefardíes».

La Academia llevaba años con la intención de incorporar a expertos en judeoespañol o ladino, y fue en el pleno de anoche cuando se produjo por fin la elección de ocho académicos correspondientes, que «representan las figuras más destacadas hoy en día en el estudio y el conocimiento» de esta lengua, señaló Villanueva.

Seis de ellos residen en Israel: Aldina Quintana, David Monson Bunis, Eleazar Gutwirth, Moisés Orfali, Ora R. Schwarzwald y Jacob Luis Bentolila. Laura Minervini vive en Italia y Beatrice Schmid, en Suiza. Sus biografías están disponibles en la página web de la RAE.

La elección se produjo sin ninguna dificultad, «en primera votación», y, para Villanueva, esta incorporación tiene «un significado de reconocimiento histórico y, también, de reconocimiento emotivo por la fidelidad a la lengua castellana de las comunidades sefardíes», que en 1990 recibieron el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

«Es un fenómeno cultural y lingüístico prodigioso y muy emocionante. Toda la gente que en algún lugar del mundo se ha encontrado con un sefardí ha comprobado que se puede entender con esa persona. Se olvida lo amargo de la historia que hay detrás de esto y lo que triunfa es la lengua como elemento de fraternidad», añadió Villanueva.

Esta elección no significa que vaya haber una Academia de la Lengua Judeoespañola, al menos por el momento, aclaró el director.

En el siglo XIX, antes de la creación de las Academias americanas de la Lengua Española, la RAE nombró académicos correspondientes en distintos países y de ahí «fueron desembocando en la creación de las diferentes Academias».

«No hay por qué pensar que, de manera necesaria, la decisión de ayer de la RAE pueda desembocar en la creación de una nueva academia», aunque tampoco hay que descartarlo. «La evolución de las cosas podría llevar a ello».

Desde que Darío Villanueva fue elegido secretario de la RAE en 2010 ya empezaron a estudiar la posibilidad de incorporar a judeoespañoles como correspondientes.

Para ello, se pusieron en contacto con los expertos españoles en lengua sefardí, hicieron «una gran base de datos de quién es quién en este terreno y luego ha sido la académica Inés Fernández Ordóñez la que ha hecho un trabajo magnífico entrando en contacto con ellos, porque estas votaciones se hacen con la anuencia y la aprobación de los interesados», explicó el director.

Los académicos correspondientes pueden participar cuando estén en Madrid en los plenos de la RAE, «salvo en los que sean de votaciones» y deben estar «a disposición de la Academia» para la ayuda que se les pida en apoyo a los trabajos de la RAE.

La que sí podría convertirse pronto en la 23ª Academia de la Lengua Española es la Academia Ecuatoguineana, que ya ha sido reconocida por la República de Guinea mediante un decreto y que cuenta con el número suficiente de académicos correspondientes, nombrados por la RAE, como para empezar a funcionar.

Representantes de esta institución asistirán en México «como observadores» al congreso que todas las Academias celebrarán en los próximos días, y «es probable que allí hagan la solicitud formal de incorporación a ASALE», comentó el director..

Una vez que esa solicitud haya sido estudiada por las Academias, podría producirse la incorporación oficial de la Ecuatoguineana.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: