Noticias del español

| |

| Maricel Chavarría
La Vanguardia.es (España)
Miércoles, 11 de junio del 2008

QUERIDAS MIEMBRAS

Cuantas más ampollas levante, mejor. Lo sentimos por Bibiana Aído, pero estaba escrito que una treintañera ministra de Igualdad en la España de 2008 iba a ser pasto de chascarrillos, argumentos desesperados de quienes se jactan de 'tenerlos bien puestos' y no toleran que se utilice el término 'miembro' en vano; personajes que se jactan de conocer al dedillo el diccionario de la RAE.


¡El diccionario de la RAE! Pero, ¿qué me dicen? El diccionario de la RAE viene siendo acusado de retrógrado y sexista por sólidas filólogas y lingüistas de nuestro país. Reputadas y, eso sí, sensibles al tufo machista que no hay manera de acabar de ventilar, ni con una ley orgánica que exige que el lenguaje administrativo no incurra en sexismos. Nada más evidente que el uso del idioma para calibrar el grado de conformismo de una sociedad patriarcal, no hay mejor radiografía de lo que se piensa. Pues bien: el masculino universal ya no nos sirve. Léanlo en La Vanguardia del 24/9/2005, y la del 30/10/2006 (y en la página de continuación del artículo principal), y la del 30/11/2006 y la del 25/11/2007…

El Instituto de la Mujer ya formuló en su momento su petición: que se reconozcan entre otros los siguientes términos: 'albañila', 'alfarera', 'archivera', 'bachillera', 'bedela', 'camarógrafa', 'cirujana', 'concejala', 'colmenera', 'cosedora', 'edila', 'elaboradora', 'estudiante', 'miembra', 'rabina', 'jueza', 'cancillera'… e instó a sustituir el supuesto masculino universal por un sustantivo genérico, como 'personal', 'equipo', 'colectivo', 'público', y a usar sustantivos abstractos como 'profesorado', 'alumnado' o 'clientela'.

Vaya, vaya. Pues parece que 'jueza', 'concejala' y 'cirujana' no ofenden al respetable. Pero lo de 'miembra'… por favor, lo de 'miembra' tenía un precio. A ver si vamos a poner en peligro la salud sexual pública.

Déjenme aventurar que efectivamente tenía sentido la pseudosonrisa de Zapatero al anunciar la creación de este nuevo ministerio, con una mujer nacida en democracia al frente. Frotábase las manos el presidente: los iba a desenmascarar a todos, uno por uno. El uso del término 'miembras', refiriéndose Aído a las miembras del Congreso, ha sido fulminante. Han caído como un dominó en una simple prueba del algodón. Malsonante la palabreja para el coso taurino. Malsonante y tan certera como la maquinaria de la igualdad que se ha puesto en marcha sin posilidad de retroces, y que no puede contener el estrépito hiriente de su risa ante las réplicas en serie de esos rostros berlusconianos esparcidos por la geografía ibérica.

¡El diccionario de la RAE! Sepan que lo de darle con el tomo del diccionario en la cabeza a la nena para que aprenda lo que es cultura ha pasado a la historia. Búsquense otros ardides. O llamen al teléfono de ayuda para hombres.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: