Noticias del español

| | | | | | |

| Agecnia EFE

Puértolas llega a la RAE por poseer «una mansión propia en la literatura»

La escritora Soledad Puértolas fue elegida esta noche académica de la lengua en la tercera ronda de votaciones, y llega a la Academia «no por ser mujer» sino por ser una novelista con una trayectoria «muy amplia» y que «sin duda alguna posee una mansión propia en la literatura española contemporánea».

Con esas palabras expresaba su satisfacción el nuevo secretario de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, al terminar las votaciones en las que participaron los 22 académicos que asistieron a la sesión plenaria y otros nueve que lo hicieron por correo.

Puértolas (Zaragoza, 1947) se convierte así en la quinta mujer académica de la Lengua, una institución a la que ya pertenecen la escritora Ana María Matute, la científica Margarita Salas, la filóloga Inés Fernández Ordóñez y la historiadora Carmen Iglesias.

Esta última, que respaldaba la candidatura de la escritora aragonesa junto con Luis Mateo Díez y José Antonio Pascual, estaba «muy contenta» esta noche por la elección de Puértolas. «Para la Academia es una aportación valiosísima, y, además, supone que va a haber una mujer más, con lo cual vamos a estar más acompañadas».

Pero que nadie piense que en la RAE ha pesado el hecho de que Puértolas sea mujer a la hora de proponer su candidatura. «Sin duda se la ha llamado por sus méritos y prueba de ello es que era la única candidata» a cubrir la vacante de Antonio Colino en la Academia, subrayó el secretario.

Y el director de la RAE, Víctor García de la Concha, lo dejó muy claro: «La Academia nunca va a elegir a alguien por cuotas, porque no sería coherente. En el caso de Puértolas se la ha llamado por sus valores literarios y de estudio, porque, además de narradora, también tiene ensayos de reflexión sobre la literatura».

Darío Villanueva destacó que Puértolas posee «una personalidad muy definida en el uso del idioma y en la construcción de los personajes, tanto masculinos como femeninos. Y, además, ha publicado ensayos donde da cuenta de su pasión por la literatura y de su concepción de este arte de narrar que es el que hoy se incorpora a la Academia».

Carmen Iglesias insistió en que, al proponer a un académico, «hay que tener en cuenta sus méritos y el trabajo que ha hecho, por encima de cualquier cuota».

Pero esta gran historiadora es mujer y sabe por propia experiencia lo que cuesta llegar a determinados niveles. No será así en el futuro, pronosticaba, porque «dentro de unos años habrá menos hombres que mujeres en muchos sitios».

La que tampoco ve que a la Academia se deba llegar por cuotas es la propia Soledad Puértolas, quien en una entrevista con Efe dejaba claro que no creía en ellas, «sobre todo en estos aspectos de la cultura y de los reconocimientos culturales».

La nueva académica está convencida de que si la RAE ha querido contar con ella es porque esta institución valora «el riesgo que implica la aventura de la creación».

Puértolas reconocía que estaba «impresionada» y «emocionada» por formar parte de una institución que hace «una labor tan importante» en pro del idioma. «Personalmente es un honor y una satisfacción», señalaba la escritora.

Aún no sabe bien qué podrá aportar a los trabajos de la Academia y desde luego «no serán los conocimientos eruditos que tiene un filólogo o un lingüista».

«Lo mío será algo mucho más personal y subjetivo, como lo es la creación literaria; y algo más intuitivo, quizá más arriesgado». Y advierte a renglón seguido: «Los creadores siempre nos salimos un poco de la norma. Por su propia esencia buscamos y exploramos caminos nuevos».

Puértolas es autora de El bandido doblemente armado (Premio Sésamo 1979); Una enfermedad moral; Todos mienten; Queda la noche, que le valió el Premio Planeta en el 89; Imagen de Navarra (1991); Días del arenal, y La vida oculta, por la que recibió el Premio Anagrama de Ensayo, entre otras obras.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: