Noticias del español

| Isabel Garzo (Yorokobu, España)

Por esto nunca acaba de entrarte lo del leísmo

Y mira que se dice «cometer leísmo», como quien comete un delito…

La teoría del uso de los pronombres para sustituir a los complementos directos e indirectos no parece muy complicada. Pero genera muchas dudas por las numerosas excepciones que tiene. El objetivo de este artículo es resumir algunas de las que más confusión crean.

En primer lugar haremos un repaso rápido a modo de introducción. En la frase «Regalé unos pendientes a Marta», el complemento directo es «unos pendientes» y el complemento indirecto es «a Marta».

Los complementos directos, cuando se sustituyen por pronombres, deben ser sustituidos por «la», «lo» o sus plurales. Así que en esta frase diríamos «se los regalé a Marta». Los complementos indirectos deben ser sustituidos por «le» o su plural. Así que en esta frase diríamos «le regalé unos pendientes».

[…]

Leer más en yorokobu.es

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: