Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Revista Pionero, Cuba, noviembre del 2014)

Plátano delicioso

No, no te asustes, no te voy a explicar lo que es un plátano (del latín platănus, y este del griego); pero sí voy a referirme a algunos cubanismos lingüísticos o alimentarios, como por ejemplo, plátano fruta, que según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) es el 'que se puede comer crudo' —en verdad en cualquiera de sus variedades, bien madurito, se puede comer así—, o el guineo, 'fruto procedente de una especie originaria de la India, muy cultivada en América Central y las Antillas', o el plátano manzano, que en Cuba y México alude a la 'variedad cuyo dulce sabor recuerda al de la manzana'.

En cuanto a platillos, quiero hablarte del fufú, originario de la cocina africana, hecho con ñame y plátanos hervidos y amasados; todavía muy popular en Cuba, aunque solo se confecciona con el plátano verde o pintón aplastado. Aunque Ramón de Armas opinaba que se deriva del inglés food-food ‘comida’, como otras voces propias de la trata negrera, formadas por duplicación de la raíz monosilábica inglesa, esta teoría ha sido rechazada.

El intelectual Antonio Bachiller y Morales (1812-1889) afirmaba que en Tres años en Fernando Poo, relato de viajes del vizconde de San Javier —tiene como escenario la isla hoy llamada de Bioko, en Guinea Ecuatorial, que fue pertenencia española y sitio habitual de destierro para los cubanos—, aparecen las palabras fufú y ñame.

Según el sabio cubano Fernando Ortiz, considerado el tercer descubridor de Cuba, entre los hausas,* es ‘una mezcla de ciertas semillas y hojas comestibles’, en el Congo, da nombre a ‘la harina de yuca’; se usa en Angola; entre los ashantis,* denomina el ‘plato preparado con ñames o plátanos, que después de hervidos son amasados en un mortero, con cuya masa se hace una especie de albóndiga que se echa a la sopa’; en Dahomey es ‘plato indígena a base de maíz, pescado y aceite de corojo’; en el interior de Sierra Leona se llama así ‘la masa de ñames’, de modo que el vocablo se extiende más allá de la región ocupada por los bantúes*. En África, fufú significa ‘blanco’, color de la harina o masa de yuca, ñame o plátano, algo así como manjar blanco, diríamos nosotros.

Otra forma de cocinar el plátano es sofreírlo, machacarlo y volverlo a freír para hacer el delicioso chatino, tostón o patacón, término este último de uso común en Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Venezuela y algunas regiones del oriente cubano.

También son de uso común algunas frases coloquiales como, entre cubanos, estar más pelado que un plátano, ‘pasar por una mala situación económica’ o no comer plátano por no botar la cáscara, ‘ser tacaño’, esta última habitual en Perú.

Así que como puedes ver, ese fruto que ingieres en diversas formas ha dejado su huella en la lengua que hablamos, pues su origen africano lo hace bien nuestro.

* Hausas, ashantis y bantúes son etnias africanas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: