Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguezwebarticulista.net Domingo, 22 mayo del 2005

Permisología

Hace relativamente poco tiempo se empezó a usar en Venezuela la palabra permisología, que designa el conjunto de permisos que se requieren, especialmente los que emanan de organismos oficiales, para una actividad determinada, como constituir empresas, realizar obras, prestar ciertos servicios, etc. La palabra tuvo fortuna, y rápidamente su uso se extendió con gran amplitud, demostración de que el vocablo hacía falta.

 

Inmediatamente surgieron las objeciones. La principal fue de tipo etimológico, pues se consideró que permisología no podría significar conjunto de permisos, pues la raíz logía no significa conjunto, sino ‘estudio, tratado o ciencia de algo’. De modo que permisología podría ser el ‘estudio o tratado de los permisos’, pero no el ‘conjunto de ellos’. La objeción lucía muy razonable. Yo mismo estuve entre quienes la hicieron. El Dr. Rafael Caldera, expresidente de la República y distinguido miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, propuso el vocablo permisería, formado con propiedad, que aunque tuvo buena acogida, no corrió con la fortuna de que lo aceptara la Real Academia en el DRAE, como sí ocurrió con millardo, para designar los mil millones, propuesto también a la RAE por el Dr. Caldera, tal como ya existía en francés, italiano y alemán, por lo menos. Además, la gente siguió diciendo permisología.

Después de escribir una nota rechazando permisología, por las razones ya dichas, estudié mejor el asunto, y observé que, si bien logía se define como ‘estudio, tratado o ciencia de algo’, el uso había impuesto varias palabras con ese sufijo, que además de ‘tratado o estudio’ significan también ‘conjunto’, y así han entrado al DRAE. En efecto, genealogía, entre otras cosas, significa ‘Serie de progenitores y ascendientes de cada persona, y, por ext. de un animal de raza’ (DRAE); simbología es ‘Conjunto o sistema de símbolos’ (Ib); metodología, ‘Conjunto de métodos que se siguen en una investigación científica o en una exposición doctrinal’ (Ib.); tecnología, ‘Conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico’ (Ib.); y así otros vocablos, como climatología, sintomatología, tipología, caracterología, mitología y algunas más, que aparte de significar el estudio o ciencia de algo, designan un conjunto de cosas. Incluso terminología no aparece en el DRAE definido como estudio o ciencia de nada, sino solo como ‘Conjunto de términos o vocablos propios de determinada profesión, ciencia o materia’.

La conclusión es obvia: si es así, ¿por qué permisología no puede significar ‘conjunto de permisos’? Por supuesto que permisería también es válido. Estamos de nuevo ante el extraordinario dinamismo de la lengua, que está viva ­con la vivacidad del pueblo que la habla­ y, en consecuencia, no puede petrificarse ni embalsamarse, como algunos quisieran.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: