Noticias del español

| | | |

|

Agencia Efe

Jueves, 29 de septiembre del 2011

Periodista pide a los informadores que no se limiten a repetir comunicados


La periodista española Rosa María Calaf reclamó hoy a los informadores que cubren conflictos armados que no se limiten a repetir ideas o comunicados, a pesar de que ejercen su profesión en un contexto en el que sus medios tienen «una intención determinada» a la hora de dar noticias.



 


Calaf participó hoy en una mesa redonda sobre el lenguaje informativo de las guerras, el terrorismo, la mafia y el narcotráfico, que se ha celebrado dentro del VI Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que organizan la Fundéu BBVA y la Fundación San Millán, en San Millán de la Cogolla (comunidad autónoma de La Rioja, España), y que analiza, desde diversos puntos, el léxico «políticamente correcto» en la comunicación.

 

La excorresponsal de Televisión Española (TVE) en 26 países y en diferentes conflictos afirmó que tras los atentados del 11-S en Nueva York se ha acentuado «un lenguaje alternativo» en los medios de comunicación, que en ocasiones ha contribuido «a crear una realidad en vez de contarla».

 

Y, en ese contexto, «elegir el léxico adecuado es lo que conlleva una forma determinada de presentar el conflicto» con expresiones como daños colaterales, combatientes ilegales.

 

Calaf alertó acerca de la «obsesión de las redacciones por disfrazar a los reporteros», ya que -asegura- hacen que «lleven chaleco antibalas aunque estén en un lugar seguro», porque «hay que ser políticamente correctos también en lo visual».

 

También lamentó que se quiera convertir al periodista en «un lector de comunicados», porque «una mentira repetida se convierte en verdad». E indicó que «luchar contra eso es lo que debemos hacer los periodistas y enseñarlo a los jóvenes que empiezan».

 

En la mesa redonda también participó la periodista española Judith Torrea, que vive en México y es responsable del blog «Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico», con el que logró el premio Ortega y Gasset de periodismo digital en 2010.

 

Relató cómo desde ámbitos de poder, como el Gobierno mexicano, «se pretende decir» que en Ciudad Juárez hay una guerra contra el narcotráfico, cuando, a su juicio, hay «el mayor genocidio de Latinoamérica».

 

Torrea lamentó que «el discurso de los periodistas sea el oficial», y que las muertes de gente pobre, de narcotraficantes de baja escala «están justificadas», mientras que «los mayores narcos viven en Estados Unidos».

 

Por ello, pidió que las informaciones de Ciudad Juárez se vean en España «con reflexión, crítica y escepticismo», porque en esa parte de México «muere mucha gente normal, y en las últimas semanas tres blogueros».

 

Otro de los participantes en la sesión fue el periodista especializado en terrorismo Florencio Domínguez, quien analizó el «vocabulario propio» de ETA, «que es común a otras organizaciones de delincuentes, pero con una dimensión política».

 

La banda terrorista emplea palabras comunes a otros delincuentes (pipa por pistola), intercala palabras en euskera en frases en castellano e inventa palabras para comunicarse en secreto, explicó.

 

Domínguez pidió a los informadores que estén atentos al «uso interesado de las palabras»; que sean precisos, «no mitificadores», y que pongan el foco en las víctimas, «no en quien comete los atentados». 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: