Noticias del español

| | | |

| Lucía Petisco
tribuna.net, España
Lunes, 15 de junio del 2009

PERDONEN LAS MOLESTIAS: ESPAÑOL CON ACENTOS

Es fácil encontrar extranjeros que han aprendido español en las aulas salmantinas y están orgullosos de ello. Los Cursos Internacionales de la Universidad acaban de ser reconocidos con la Medalla de Oro de la Ciudad. La contribución de estos cursos a la promoción de la lengua española y de Salamanca ha sido y es tremenda.


Quizá algunos estudiantes eligen Salamanca atraídos por esa «corrección» con la que se habla el idioma (en realidad, no es tal); quizá otros elijan la Universidad por su trayectoria histórica y su nombre; o por la calidad de la enseñanza; o por lo que es la ciudad…

Lo cierto es que Salamanca debería pelear más por renovarse, por innovar y captar cada día más amantes del español en cualquier rincón del planeta porque serán esos quienes lleven su nombre por el mundo. Debería pelearse en lo académico por encontrar nuevas formas de enseñar el español, incluso on line, por qué no; y de jugarse todo en el terreno político para que Salamanca acoja algún año el Congreso Internacional de la Lengua Española. El futuro es alentador y un desafío. También es para los salmantinos seguir cambiando al ritmo de sus huéspedes extranjeros. Aprender a respetarlos —ya no son los guiris de antaño a los que timar, sino un aliciente para renovar la oferta— y aprender del propio aprendizaje.

Es buen momento para recordar que el español es sobre todo comunicación. Y que no es patrimonio de nadie, sino patrimonio compartido. Es hermoso encontrar extranjeros que usan el español con acentos y errores. Es divertido comparar refranes e indagar por qué aquí decimos llueve a cántaros y por ahí se dice llueven perros y gatos. La «corrección» de nuestro español es ficticia. A la Salamanca culta le cuesta diferenciar el caer del tirar, el soñar del soñarse… Es igual de correcto el español de Santiago de Chile, o el de Cádiz, con su aspirado y su acento andaluz. Pero de eso se trata de ir difundiendo la lengua y aprendiendo por el camino.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: