Noticias del español

| Mónica Quintero Restrepo (El Colombiano, Colombia)

Parce, ¿y vos también usás el parlache?

Vení parcero te echo un cuento del parlache, y antes de que se abra del parche nos metemos este viaje, solo porque sos un bacán.

Aunque tenga en cuenta mi nea, que somos tremendos bombones, y que de chichipatos, nosotros, naranjas. Así que mejor pillá, pa que te des cuenta mi niño, de que el parlache ya está en vos.

Está en el lenguaje cotidiano. «La mujer siempre dice que no le gusta así, que quede cabecipelado, porque quedo muy nea», dijo Rigoberto Urán cuando un periodista le preguntó por qué se motiló. El parcero de Juanes es famoso en el mundo, incluso un álbum suyo se llama Parce, igual que su perro.

Esta manera de hablar empezó como un subcódigo de grupos específicos ubicados en la periferia de la ciudad, y tenía que ver, recuerda Luz Stella Castañedadoctora en Filología Hispánica y coordinadora del grupo de Estudios Lingüísticos de la Universidad de Antioquia, con aspectos relacionados con la transgresión y la violencia. Muy marginal.

Leer más en www.elcolombiano. com.

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: