Noticias del español

| Juan Fernández (El Periódico, España)

Palabras en la UVI

Una campaña promueve el empleo en las redes de ciertos términos en desuso. El problema, según los filólogos, no es que un vocablo desaparezca, sino que usemos un lenguaje cada vez menos variado. Contra la pobreza en el habla, proponen la pasión por la lectura.

Si las palabras hablaran, contarían que sus vidas difieren poco de las de sus usuarios. Al igual que estos, ellas también nacen, crecen, alcanzan éxito y prestigio y, en ocasiones, caen en desgracia, enferman de olvido y mueren de no ser usadas. La lengua es un caldo de cultivo en permanente ebullición en el que las palabras se comportan como células cuyo destino depende del influjo de las modas, de los avances de la tecnología y de los caprichos de los hablantes. Con un agravante: cuando una palabra entra en coma por falta de uso, no pierde ella, perdemos los usuarios que nos vemos privados del capital léxico, cultural, y a veces sentimental, que ese término aportaba.

De las 93 111 entradas que dan cuerpo al Diccionario de la lengua española, se calcula que solemos apañarnos en nuestro día a día con no más de 2.000. A ese raquítico aprovechamiento de la riqueza del idioma, las nuevas herramientas digitales de comunicación han añadido inéditas excusas para ahondar en la pobreza de su uso. Resulta extraño, por infrecuente, encontrar palabras cultas en las conversaciones de WhatsApp, Twitter o Facebook, ámbitos donde suele imperar un leguaje romo, uniforme y carente de matices.

Leer más en elperiodico.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: