Noticias del español

| | | |

| Jesús Castañón Rodríguez
La Nueva España, España
Lunes, 14 de abril del 2008

PALABRAS EN JUEGO: TERMINOLOGÍA OPACA

En 1968, Luis Carandell escribía una divertida Crónica de fútbol para destacar su importancia como género literario y montó un texto singular que combinaba párrafos de diferentes crónicas con términos de jerga que resultaban incomprensibles a los no aficionados al deporte.


Se denomina terminología opaca a esta transformación que suele realizar el periodismo en aras de una mayor comprensión. Son conceptos gráficos y emotivos que convierten al personal sanitario que hace un control antidopaje en un «vampiro», a la bicicleta aerodinámica para la contrarreloj en una «cabra», al tapón del baloncesto en un «sombrero», a la zona en la «bombilla», al escalador colombiano en «escarabajo», al cartel reversible del automovilismo en un «chupete», a un delantero de fútbol en un «puñal» y si juega sólo en punta en el «abrelatas»…

Este tipo de creatividad de lenguaje también ha generado sus curiosidades en lo que va de esta temporada 2007-2008. Los pases imprecisos del fútbol no son «pedradas», se ha escuchado que son «melones» o «sandías».

En otros tiempos uno se asomaba al «semicírculo», «la media luna» o «la corona». Ahora, ya se está en el «balcó» del área.

De momento, ha sido la temporada del «milagro», convertido en palabra que recorre todas las canchas y estamentos: la pista «milagrosa» que acelera la zancada, el «doctor o médico milagro» Dick va Toorn que es un fisioterapeuta especializado en acelerar la recuperación de lesiones y hasta «el bañador milagro» con el modelo LRZ Racer de Speedo que repele el agua y permite nadar más rápido.

Quizá haga falta recurrir a la sabiduría de algún científico para ayudar a explicar fenómenos de laboratorio lingüístico. Antes de instalarse los tornos de acceso a los estadios, el «tifus» era el equivalente al overbooking de los vuelos. Nada en comparación con el cada vez más habitual retraso en la incorporación de un jugador tras disputar un partido internacional con una selección nacional. ¿Cómo ha sido bautizada esta singular cepa? El «virus FIFA».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: