Noticias del español

| | | | | |

| Jesús Castañón Rodríguez
La Nueva España, España
Lunes, 12 de mayo del 2008

PALABRAS EN JUEGO: SUECO, BOSZI, OVER Y TRUDGEN

Los días 9 y 10 de mayo de 2008 se disputó en Barcelona la «Final four» de la Euroliga de waterpolo, el deporte que el Diccionario panhispánico de dudas sugiere transformar en polo acuático y en el que dos equipos de siete jugadores compiten en una piscina para introducir un balón impermeable y flotante dentro de la portería rival.


Cuenta la historia que surgió en los ríos y lagos de Inglaterra en el siglo XIX, con los jugadores nadando dentro de barriles, y se incorporó al programa de los Juegos Olímpicos en 1900.

Es un deporte lleno de matices, como habrá podido apreciar en los diferentes desplazamientos horizontales de los jugadores: crol con la cabeza hundida o la cabeza fuera del agua, espalda sentado, braza vertical y los curiosos trudgen (que combina una brazada de crol y una de braza con la cabeza fuera del agua) y over que se realiza sobre un costado con el brazo interior estirado y con una patada asimétrica con una pierna hacia delante y la otra flexionada hacia atrás.

Si ha seguido los tipos de pases habrá disfrutado con los dinámicos autopase, de hombro, de medio revés y de espalda y con los verticales que reciben denominaciones como de frente, parabólico, palmeo, rectificado, con finta

Habrá diferenciado entre lanzamientos con desplazamiento horizontal y en posición vertical. Es el caso del sueco lanzando hacia delante a la altura del hombro, boszi que con una mano eleva la bola y con los dedos extendidos de la otra se empuja el balón, sobre la espalda con la ejecución de un giro y previa finta con un movimiento de engaño para el adversario. Y también, de remates de frente con el brazo armado, parabólico, de revés con el codo marcando la dirección del lanzamiento, de barrido o sobre el hombro y de cuchara con un tiro sorpresa por detrás de la cabeza.

Póngase el gorro con protecciones flexibles para las orejas, bata sus piernas en el agua y nade recordando a Manuel Estiarte y a la Selección olímpica que fue campeona en 1996.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: