Noticias del español

| | |

| Jesús Castañón Rodríguez
La Nueva España, España
Lunes, 18 de febrero del 2008

PALABRAS EN JUEGO: BOBSLEIGH

Del 11 al 24 de febrero se disputa en Altenberg (Alemania) el Campeonato del Mundo de bobsleigh y skeleton, dos modalidades de descenso en trineo por una pista de hielo.


La tradición suiza del «bobsleigh», con su descenso por un recorrido estrecho formado por un mínimo de 1,5 kilómetros y 15 curvas, ya se registra en 1897 con un club organizado en Saint Moritz y con competiciones en Cresta Run desde 1898. Y forma parte del programa de los Juegos Olímpicos de invierno desde su primera edición en 1924 en Chamonix (Francia).

Con el paso del tiempo, el descenso en trineos cerrados se ha ido adaptando a los avances tecnológicos. De los iniciales, hechos en madera, se pasó a su construcción en acero hasta llegar a los actuales que combinan el acero, la fibra de vidrio y las últimas novedades en aerodinámica.

Si ve un bólido para dos ocupantes, está ante un «bobsled» mientras que se reserva el nombre de «bobsleigh» para los que dan cabida a cuatro participantes.

Fíjese en el momento clave para el desarrollo de la prueba: una salida, en la que se ejecuta con la máxima rapidez una curiosa secuencia de movimientos. Vea cómo los participantes, equipados con casco y trajes aerodinámicos empujan el vehículo para ponerlo en marcha, «reman» al impulsarlo con las manos enfundadas en unos guantes con pinchos que se clavan en el hielo y se van instalando sucesivamente en su interior.

Allí asumen posiciones específicas de «conductor», «tripulante» y «frenador» para hacerse cargo de que respondan las diferentes partes del patín del vehículo: anillas de dirección, cuerdas de dirección, patines, perno, palanca de empuje, freno, palanca de empuje y amortiguador.

Hasta que sean frenados contra unas balas de paja, tras cruzar la línea de meta, compartirá con ellos la sensación de descender a una velocidad superior a los 150 kilómetros por hora por una pista artificial con un recorrido estrecho y tortuoso.

Si le da miedo la velocidad, sonría en el cine con Cool Runnings, la película que se tradujo en España como Elegidos para el triunfo y como Jamaica bajo cero en América y recreaba la singular participación de un equipo jamaicano de «bobsleigh» en los Juegos Olímpicos de invierno de 1988, celebrados en Calgary (Canadá).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: