Noticias del español

| |

| José María Tortosa
diarioinformacion.com, España
Miércoles, 18 de febrero del 2009

OTROS DICCIONARIOS

Doy por seguro que todos los diccionarios cojean de algún pie. Se reconozca o no, todos contienen definiciones contaminadas por la ideología de sus autores. Humanos al fin y al cabo, tienen ideología: todos la tenemos. Así que no hay que avergonzarse por tener ideología. Mal de muchos, consuelo de tontos. Pero volvamos a los diccionarios.


Véase la diferencia de tratamiento que da el Diccionario panhispánico de dudas (2005) a dos ciudades: una, europea, y la otra, asiática. Comencemos por Dansk (en polaco debe llevar una tilde sobre la n y se pronunciaría algo así como «guedainsk», pero con una e imperceptible). Dice así: «Esta ciudad pertenece desde el final de la Segunda Guerra Mundial a Polonia; por ello, el nombre alemán Danzig o Dantzig (en español, Dánzig), por el que era anteriormente conocida, ha sido reemplazado oficialmente por el nombre polaco de Gdansk […]». Dánzig en español tradicional, Gdansk oficialmente.

Efectivamente, ahí empezó aquella guerra, por la pretensión de Hitler de lograr el «pasillo de Dánzig» que uniera las dos partes de la Alemania (la que es ahora Alemania y la que es ahora territorio ruso, donde está Kaliningrado, Königsberg en alemán, la ciudad en que trabajaba Kant) por un pasillo en el que se hablaba alemán (la catedral de Gdansk tiene numerosas lápidas en alemán gótico). Pero pertenecía a Polonia antes de la anexión, no sólo «desde el final de la Segunda Guerra Mundial».

Ahora la otra: Bombay. Ésta es su definición: «Forma tradicional española del nombre de esta ciudad India […]. Aunque actualmente la denominación oficial de esta ciudad ha adoptado la forma local Mumbai, sigue siendo preferible en español el uso del toponímico tradicional». El oficial, pues, no vale.

Bien. Ahora compare el uso del toponímico tradicional Dánzig con el de Bombay y saque las consecuencias que estime oportunas. O el nombre dado por los alemanes a una ciudad (que también fue alemana; basta recordar lo cambiantes que han sido las fronteras polacas) y el dado por los ingleses colonialistas a otra. Para mí que hay algo que chirría: ¿por qué el nombre tradicional español de Bombay vale y el de Danzig no? o, si se prefiere, ¿por qué el nombre oficial de Mumbai no vale y el de Gdansk sí? ¿Por qué?

El diccionario de marras no lo explica. Pero confieso que me huele a colonialismo rancio: en la India, el nombre que todavía vale para estos autores (panhispánicos, no se olvide) es el que dieron los colonos ingleses a la ciudad, no el que ahora quieren darle para olvidar el pasado. Así que lo esperable es que suceda algo parecido con Pekín-Beijing, y así es: «El nombre tradicional en español para designar la capital de China es Pekín […]. El nombre Beijing es resultado de la transcripción de los caracteres chinos al alfabeto latino según el sistema "pinyin" (que) se puso en práctica oficialmente en 1979 y es hoy mayoritariamente utilizado por las agencias de prensa. No obstante, se recomienda usar en nuestro idioma el nombre tradicional español […]», cosa que no se hará con el nombre tradicional de Dánzig que será sustituido por el oficial Gdansk, raramente usado con anterioridad en «nuestro idioma».

Para entender lo que quiero decir, piense cómo sonaría la siguiente definición para Lérida/Coruña/Vitoria: «Forma tradicional española del nombre de esta ciudad catalana/gallega/vasca. Aunque actualmente la denominación oficial de esta ciudad ha adoptado la forma local Lleida/A Coruña/Gasteiz, sigue siendo preferible en español el uso del toponímico tradicional». Me la he inventado, no tendría que hacer falta decirlo. Y podríamos añadir Alcoi, Elx, El Campello o Sant Joan d'Alacant.

También me he inventado esta otra definición para las mismas ciudades, pero con el otro nombre: «Esta ciudad pertenece desde tiempos inmemoriales a España; a pesar de ello, el nombre castellano Lérida/Coruña/Vitoria, por el que era anteriormente conocida, ha sido reemplazado oficialmente por el nombre catalán de Lleida/gallego de A Coruña/ vasco de Gasteiz […]». Y es el que se usa, aunque en el caso vasco se usen los dos.

No me negará que, según convenga por criterios extralingüísticos, se aplica un principio u otro. El susodicho Diccionario se las trae. Como para tomarlo como autoridad incontestable, que también se le reconoce al todavía más ideológico Diccionario de la Real Academia Española.

José María Tortosa es investigador del Instituto Universitario de Desarrollo Social y Paz de la Universidad de Alicante.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: