Noticias del español

| | |

| Boletín nº 42
Boletínes terminológicos y normativos de la UE

ORIENTE PRÓXIMO – ORIENTE MEDIO (1)

1. Explicación


El problema es el siguiente: ¿cómo denominar la zona geográfica escenario del conflicto entre árabes e israelíes? Las posibilidades son múltiples: Cercano Oriente, Oriente Cercano, Oriente Medio y Oriente Próximo, siendo estas dos últimas las fórmulas más frecuentes utilizadas en nuestra lengua. Si bien a ojos del profano «Oriente Medio» y «Oriente Próximo» son sinónimos, al adentrarse en el tema se comprueba que la realidad es muy distinta y que, al menos en español, la diferencia, en términos geográficos, es importante.


El uso español distingue entre Oriente Próximo, Oriente Medio y Extremo Oriente, tres zonas geográficas distintas. Para entrar directamente en materia, valga la respuesta del Servicio de Consultas en línea de la Real Academia Española a nuestra pregunta del pasado mes de marzo:

«Oriente Próximo», en español, se denomina al área geográfica que incluye Arabia Saudí, Bahréin, Chipre, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Omán, Qatar, Siria, Sudán y Yemen.

Es decir, la zona a la que Ud. se refiere (entre Egipto e Irán) se recoge bajo esta denominación.

«Oriente Medio» ocupa geográficamente la zona de Afganistán, Pakistán e India.

Y, por último, «Extremo Oriente» comprende Australia, Camboya, China, Corea del Norte, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Laos, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Los manuales de estilo consultados (de los periódicos El País y El Mundo y de la Agencia EFE) así lo confirman.

La confusión en este tema se debe a que, en un principio, en inglés, únicamente se hace distinción entre Middle East ("Oriente Medio") y Far East ("Extremo Oriente"). Bajo la primera denominación se incluye la zona de Israel y los países árabes desde Turquía al norte de África y el este de Irán. Además, el término Near East ("Oriente Próximo"), aunque menos usado, se emplea en ocasiones para referirse también a esta misma zona (véase el Collins English Dictionary: «Near East: another term for Middle East»). En cambio, en español, sí debemos mantener la distinción, como hemos indicado más arriba.

Esta división geográfica coincide básicamente con la de Lázaro Carreter publicada en un artículo en ABC (cfr. Manual de español urgente de la Agencia EFE, edición del año 2000), con la excepción de Irán, que incluye en Oriente Medio y no en Oriente Próximo (o Cercano Oriente, como también denomina a esta región).

«Oriente Próximo» es la fórmula que defienden también El País, ABC y la Agencia EFE:

El Libro de estilo de El País: Rechaza «Oriente Medio» y define «Oriente Próximo» como «el área geográfica que incluye Arabia Saudí, Bahréin, Chipre, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Omán, Qatar, Siria, Sudán y Yemen».

El Libro de estilo de ABC: «Conviene respetar el uso español, mucho más preciso que el anglofrancés, para la división del Oriente. El Oriente Próximo o Cercano Oriente comprende Israel, Líbano, Jordania, Irak, Siria, Turquía, Arabia y Egipto. Oriente Medio incluye Irán, Pakistán, la India y sus países limítrofes». (Como curiosidad, cabe señalar que en su edición digital, www.abc.es, la expresión que se utiliza es «Oriente Medio»…).

El Manual de español urgente de la Agencia EFE: «No hay que confundir Oriente Próximo que comprende Israel, Líbano, Jordania, Iraq, Siria, Turquía, Arabia y Egipto, con Oriente Medio o con Extremo Oriente.» En la edición de 2000 habla exclusivamente de Oriente Próximo (frente a Próximo o Cercano Oriente, que aparecía en la edición de 1994). (Como curiosidad, en el sitio Internet de la Agencia EFE se utiliza con frecuencia Oriente «Medio» y no «Próximo»).

Otras fuentes que se pronuncian a favor de Oriente Próximo son el Diccionario de uso del español de María Moliner y RTVE (si bien es frecuente que los locutores utilicen indistintamente «Próximo» y «Medio»).

En este contexto, también cabe señalar que el Consejo Europeo ha realizado distintas declaraciones sobre la situación en Oriente Próximo (como la que figura en las Conclusiones de la Presidencia tras el Consejo Europeo de Laeken), que el Consejo adoptó el 25 de noviembre de 1996 una Acción común relativa al nombramiento de un enviado especial de la Unión Europea para el proceso de paz en Oriente Próximo (véase DO L 315 de 14.12.1996, p.1) y que en la Comisión Europea existe una Dirección de Oriente Próximo, Oriente Medio y Mediterráneo Meridional.

No obstante, también hay fuentes documentales importantes a favor de la utilización de Oriente Medio, entre las que destacan las siguientes:

– Naciones Unidas: Las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad se refieren siempre a «la situación en el Oriente Medio» (con artículo).

– Ministerio de Asuntos Exteriores de España: Dispone de una Dirección General de Política Exterior para el Mediterráneo, Oriente Medio y África, que, a su vez, cuenta con una Subdirección General de Oriente Medio. Por lo demás, los responsables de la catalogación de la biblioteca de este Ministerio nos han comunicado que, para referirse a la región que nos ocupa, se recurre al término Cercano y Medio Oriente, de conformidad con el Tesauro Eurovoc, adoptado por el Senado español.

La Razón: Utiliza Oriente Medio.

– Martínez de Sousa: En su Diccionario de usos y dudas del español actual (Vox, segunda edición de 1998) afirma que las denominaciones Próximo o Cercano Oriente (preferibles a Oriente Próximo o Cercano) deberían desaparecer. A su vez, el Oriente Medio (con artículo) debería comprender Egipto al oeste, Turquía e Iráq al norte, Irán al este y la península arábiga al sur, así como Libia, Sudán, Afganistán, Pakistán, India y la antigua Asia central soviética, y el Lejano Oriente, desde ese límite hasta el Pacífico.

2. Traducción: Conclusiones y recomendaciones

De conformidad con lo expuesto, se recomienda recurrir a Oriente Próximo, y no Oriente Medio, para nombrar, en particular, a los países directa o indirectamente implicados en el conflicto entre árabes e israelíes y, de forma general, a la zona geográfica que comprende conjuntamente Israel y los países del Mashreq (2), y al menos a Arabia Saudí, Egipto, Iraq, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano y Siria, grupo de países en el que parecen coincidir la mayoría de las fuentes (por ejemplo, El País, ABC o la Agencia EFE). Por otra parte, aunque el término se utiliza muchas veces acompañado del artículo («el Oriente Próximo»), todo parece indicar que éste no es necesario por tratarse de una expresión plenamente lexicalizada y formar el adjetivo parte consustancial del nombre propio de la entidad geopolítica en cuestión (3).

Los contornos de la región denominada Oriente Medio son más difusos. Por influencia del inglés, el término sirve en ocasiones como sinónimo de Oriente Próximo. Para la RAE, abarca Afganistán, India y Pakistán. Algunas fuentes incluyen en él a países, como Irán, que otras (caso de El País) consideran parte de Oriente Próximo. Además, coexiste en los usos europarlamentarios con expresiones de alcance más limitado y preciso como «Estados del Golfo», para referirse, por ejemplo, a Bahréin o los Emiratos Árabes Unidos («Delegación para las Relaciones con los Países del Mashreq y los Estados del Golfo»), o aun Asia Meridional, para referirse a la India y Pakistán (Delegación para las Relaciones con los Países del Asia Meridional y la Asociación para la Cooperación Regional del Asia Meridional (SAARC)). Por todas estas razones, se desaconseja su uso.

Notas

(1) Las recomendaciones contenidas en este boletín coinciden en lo esencial con la posición expresada por Luis González en el artículo «Middle East: ¿Oriente Medio u Oriente Próximo?» que Puntoycoma publicó en su número 42.

(2) Este término quiere decir «levante» en árabe y según la enciclopedia Larousse comprende los países árabes de Asia y el NE de África (Egipto y Libia).

(3) «El uso del artículo en estos casos —opina el Departamento de "Español al día" de la RAE— es potestativo. Son correctas ambas posibilidades, aunque hoy en día la tendencia más general es la construcción sin artículo: La situación en Oriente Próximo.»

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: